Un «albañil» digital - Informática

Un «albañil» digital

En la Ciudad de Manzanillo, provincia de Granma, un grupo de especialistas cubanos creó y diseñó una enciclopedia digital de mucha utilidad La red al dia

Autor:

Amaury E. del Valle

MANZANILLO, Granma.— Fueron varias noches de «parto intelectual»; incontables horas en las que se rompieron la cabeza hasta que, a la postre, hicieron nacer a su hijo digital.

Se trataba de una multimedia sobre temas históricos y culturales, que ponía énfasis en hechos o personajes de la legendaria ciudad de Manzanillo.

«Trabajamos en nuestros ratos libres muchas madrugadas para lograr este producto, que empezó siendo algo simple y hoy es otra cosa, algo mucho más grande y complejo», dice Delio Orozco González, historiador de esa urbe costera y uno de los impulsores de la idea.

La multimedia surgió en 2005 después de una propuesta de especialistas del Centro de Desarrollo de Software Educativo (SOFTEE) del Instituto Superior Pedagógico Blas Roca, de la Ciudad del Golfo, encabezados por Enrique Caymari.

Sin embargo, tal como señala Orozco, luego «pensamos en crear una herramienta informática de fácil uso para que personas sin conocimientos de diseño gráfico o programación pudieran crear un sitio web, que se pudiera convertir en una enciclopedia temática, no necesariamente de asuntos del pretérito o de la cultura».

Fue así como surgió Alarife, en 2007, un programa en el que trabajaron fundamentalmente, junto al referido historiador, el arquitecto Alberto Miguel Nuevo Rojo, el ingeniero Víctor Fernández Bertot, el licenciado Leonel Valdés Rodríguez y el técnico Yordankis Fernández Pacheco.

Alarife es un término de procedencia árabe que significa maestro de obra, constructor, albañil... En este caso tal denominativo se convirtió en un generador gratuito de enciclopedias temáticas, que a la vez permite crear, editar, organizar y gestionar documentos personales, de una empresa u otra institución.

Según Leonel Valdés, del Centro de Desarrollo de Software manzanillero, «para crearlo laboramos con técnicas modernas de programación.

Orozco agrega que «Alarife es una aplicación informática que puede ser copiada y distribuida a terceros sin impedimentos legales de ningún tipo, pues fue concebida con la convicción de que el conocimiento pertenece a la humanidad. La herramienta puede ser descargada desde http://www.ahm.granma.inf.cu/programas/alarife/alarife.php/, sitio donde también podrá encontrarse un fichero (DemoAlarife.rar), que ayuda a trabajar con Alarife.

«La idea que nos rondaba la cabeza es que cada municipio de Cuba consiguiera crear sus propias enciclopedias, algo que ayudaría mucho a la divulgación del conocimiento, porque no abundan los libros sobre las localidades y este sería un mundo infinito».

Leonel añade que construir un sitio Web o una enciclopedia de cualquier tema con Alarife es mucho más sencillo.

Como si eso fuera poco, el historiador manzanillero señala otros atractivos: «Las enciclopedias que se generen por Alarife pueden ser consultadas en varios sistemas operativos: Windows, Linux, Unix y Mac. Además, se pueden actualizar tantas veces como se desee y no necesitan ser instaladas ni que se posea privilegios de administración para su uso.

En el libro del espacio

En el Archivo Histórico de Manzanillo, Leonel (en primer plano) y Orozco explican el nacimiento de Alarife y de la enciclopedia de la localidad. La Enciclopedia de Manzanillo, elaborada con el citado programa, es otro de los logros de este grupo de atrevidos.

Esta, que ya se encuentra en el ciberespacio en la dirección www.enciclopedia-manzanillo.cu, contiene 115 temas, 387 artículos de 87 autores, 19 sonidos y nueve videos. Ofrece además 723 imágenes y 13 Xmedias: 12 libros en formato pdf y un sitio web. Algunos de los materiales habían sido publicados en hojas impresas, pero la mayoría no vio la luz antes.

Aparecen interesantes trabajos sobre manzanilleros ilustres como Bartolomé Masó, Manuel «Piti» Fajardo, René Vallejo y Blas Roca Calderío.

También se encuentran referencias sobre Francisco «Paquito» Rosales, el cantor revolucionario Carlos Puebla o el puertorriqueño Modesto Tirado, comandante del Ejército Libertador, primer alcalde de Manzanillo y amigo de José Martí.

Hay espacio, también, para figuras adoptivas de la ciudad como Agustín Martín Veloz (Martillo), y el poeta Manuel Navarro Luna, y para lugares trascendentales como el Parque Nacional La Demajagua o la Glorieta Morisca.

Delio Orozco, el editor, apunta que muchos de los niveles (o secciones) necesitan crecer, pues la urbe costera posee una historia extraordinaria, que todavía no ha sido reflejada enteramente en la enciclopedia. Al respecto expone que los apartados de Deportistas o el de Patriotas de la independencia deberían ser mucho más ricos.

«Estamos tratando de sumar autores que aporten conocimientos profundos. Incluso se han colocado en la enciclopedia materiales de investigación, como trabajos de Diploma, que ayudarán bastante».

El investigador expone que uno de los propósitos de la enciclopedia es que sirva de material de consulta o de apoyo bibliográfico en escuelas, universidades y centros de trabajo, algo que ya está sucediendo.

«Hoy la Enciclopedia Manzanillo se encuentra en la red LAN del Instituto Politécnico de Informática de Manzanillo, en la de la Sede Regional de la UCI, en el Instituto Superior Pedagógico, en el telecentro Golfovisión, en la gerencia de COPEXTEL S.A., en DESOFT S.A., en la Dirección Municipal de Educación, en la Sede Universitaria Municipal y dispersa en otras máquinas de organismos y empresas que no cuentan con redes».

Pica y se extiende

La idea, al parecer, no morirá en los contornos manzanilleros. En el presente se trabaja junto a especialistas de la Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, en la confección de una enciclopedia sobre el Padre de la Patria. Se espera que la primera versión esté lista en los próximos días.

«También hacemos coordinaciones para comenzar a apoyar la creación de enciclopedias en Bayamo, Niquero y Jiguaní», enfatiza Orozco.

Para él, soñador de los grandes, eso sería otra conquista.

«Estas enciclopedias temáticas que anhelamos, especialmente la de los distintos municipios, pueden erigirse en magníficas herramientas de consolidación de la identidad cubana a partir de la socialización del conocimiento, pues nadie da lo que no tiene ni ama lo que no conoce», argumenta, mientras clava los ojos en la pantalla de su computadora, llena de nombres, fechas y empeños.

La red al día

UN NUEVO EXPERIMENTO que reemplaza los útiles escolares de los niños se inició este miércoles en una escuela italiana con el propósito de probar cuán efectivo puede ser el empleo único de las tecnologías en el proceso de aprendizaje académico. En lo que se describe como un «experimento único», los 65 estudiantes de la escuela primaria en Turín, usarán minicomputadoras personales con software de Windows. Los aparatos pesan menos de un kilogramo, pueden caerse desde una altura de metro y medio y son resistentes al agua.

LA OBSESIÓN POR ADQUIRIR los modelos más recientes de teléfonos celulares, computadoras, videojuegos y equipos electrónicos, así como el desconocimiento de su correcto funcionamiento y aplicación en la vida laboral, pueden ser causantes del estrés y trastornos de ansiedad en el 25 por ciento de las personas entre los 25 y 55 años que padecen esta «epidemia». Reportes de prensa señalan que el Instituto Mexicano del Seguro Social afirmó que el adulto intermedio es el más afectado por «tecnoestrés», al tener que enfrentarse a un desarrollo acelerado de la tecnología.

EL COMITÉ EUROPEO DE INVESTIGACIÓN NUCLEAR presentó una nueva red informática que permite que unos siete mil científicos de 33 países puedan analizar on-line los datos de sus experimentos sobre la colisión de partículas en cuanto a los orígenes de la materia, y el posterior desarrollo de teorías del conocimiento, mediante el análisis de datos e información en tiempo real, sin necesidad de presencia física.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.