Consúmetro en pantalla

Un equipo diseñado por especialistas cubanos permite en tiempo real visualizar en la computadora el consumo eléctrico y tomar decisiones para ahorrar

Autor:

Juventud Rebelde

COLÓN, Matanzas.— Muchas son las fugas de energía eléctrica en los centros estatales y hogares. Un porciento de esta energía podría ahorrarse, pero debido a descontroles y falta de disciplina tecnológica se desperdician kilowats.

Por eso, integrantes de la comunidad científica se han empeñado en buscar la manera de controlar el sobreconsumo. Tal es el caso de los licenciados en Informática Bernardo Herrera Pérez y Alain Herrera Brito, del Grupo de Desarrollo MultiSoft, del municipio de Colón.

Estos profesionales han diseñado un dispositivo llamado consumetro, el cual constituye una interfaz electrónica que permite leer automáticamente desde una computadora los metrocontadores de consumo eléctrico (marca CHINT y modelo DDS666) de fabricación china, además de reportar los picos de consumo durante las 24 horas.

A  la orden

En la actualidad el control del consumo eléctrico diario solo ayuda a tener una idea de cómo se comporta el cumplimiento del plan; es decir, la lectura indicada por el metrocontador a una misma hora de cada día, de manera que el consumo del día anterior es la diferencia entre la lectura de hoy y la lectura de ayer.

«Con ese dato podemos saber cuánta energía se gastó ayer, pero no cómo se gastó, si se gastó lo mismo en cada hora, si hubo algún pico de consumo; y si fue así, en qué horario ocurrió», nos dice Bernardo.

Por supuesto, de la manera tradicional apenas se puede responder la interrogante acerca del comportamiento del consumo diario.

«Lo ideal sería registrar las lecturas del metrocontador cada 15 minutos, media hora o una hora», añade Bernardo, quien resume que el consúmetro permitiría analizar objetivamente el consumo con mayor efectividad que con el control tradicional, ya que así se podrían determinar los horarios de mayor gasto y las estrategias de ahorro se pudieran trazar para el día.

Queda claro que manualmente sería imposible dar un seguimiento de esa magnitud a la lectura del consumo; sin embargo, con la automatización propuesta por estos investigadores se abre una puerta infinita para su control.

El dispositivo electrónico ideado por estos colombinos se acopla a una computadora para realizar automáticamente la lectura, teniendo en cuenta que los contadores mencionados tienen la posibilidad de ser monitoreados remotamente.

Ciencia al servicio del país

El Grupo de Desarrollo MultiSoft diseña actualmente la explotación informática de este dispositivo.

La Organización Básica Eléctrica (OBE) en toda la Isla sustituye paulatinamente los viejos metrocontadores, tanto en el sector residencial como en el estatal, por modernos equipos electrónicos, los cuales miden el consumo eléctrico mediante pulsos.

Estos pulsos generan un destello luminoso, a la vez que son contados y procesados electrónicamente, para señalar mediante cifras decimales la energía consumida, y tienen salida a través de un acoplador óptico por dos bornes de conexión del metrocontador.

El equipo se vale de esta salida para tomar los pulsos y contarlos, de manera que cada 16 (32) de ellos representen una centésima de kWh para los metrocontadores de 220 V (110 V), la cual va adicionándose a la lectura inicial del metrocontador, previamente almacenada en una memoria.

«Esta solución es de bajo costo, al prescindir de un transformador, por lo regular voluminoso en relación con el resto de los componentes, favoreciendo la economía de espacio», precisa.

La comunicación con la PC se realiza mediante el puerto serie, y permite escribir en la memoria la fecha en que comienza a usarse el dispositivo y leerla posteriormente en un momento determinado. Si se emplea el comando «Leer» antes de haber escrito una fecha válida, se obtendrá un resultado incorrecto, por lo que el software de comunicación debe tenerlo presente.

Lectura fidedigna

«Nuestro software guarda lecturas en el servidor central», refiere Alain, y destaca la fidelidad de las mismas y los grandes beneficios para la economía del país si se generalizara esta iniciativa, que tiene como objetivo eliminar las lecturas manuales, propensas a errores.

«Durante cuatro meses lo hemos probado en un Joven Club de Colón y las pruebas han dado resultados efectivos», sostiene Alain.

La generalización del consúmetro reportará ahorros de divisas al país, porque con tal inventiva se realizaría un riguroso control.

Manualmente está demostrado que los registros de lecturas de los metrocontadores están expuestos a errores en las anotaciones, visuales o por consumos negativos. Con esta tecnología se puede desconectar la computadora y sigue registrando el consumo.

Después de la sincronización del metrocontador con el consúmetro, automáticamente va quedando registrada en la memoria, centésima a centésima, la cantidad de kWh consumidos.

En un fallo general de corriente eléctrica no se pierde la sincronización, porque el metrocontador también estaría detenido y ambos seguirían sincronizados después de reponerse la corriente.

Según Alain, el software diseñado por él está en fase de prueba, pero se enriquece cada día en busca de mayor eficiencia.

«El componente fundamental del consúmetro es el microcontrolador PIC12F629, cuyo precio en el mercado internacional no supera un dólar. Los demás componentes son tradicionales sin requisitos especiales, como los resistores, capacitores y transistores», asegura Bernardo.

En total, el costo del consúmetro no debe superar los cinco dólares, en cuanto a componentes electrónicos se refiere.

Este dispositivo que se necesita para automatizar el monitoreo del consumo eléctrico en las instituciones que ya disponen de los nuevos metrocontadores.

La idea es que con la disponibilidad de acceso a la web, los directivos pueden estar al tanto de la situación energética de las entidades. Nada, que el consúmetro,  pronto nos pondrá en la órbita del control en el consumo eléctrico, para bien de todos.

Falta, eso sí, lograr que esta solución no quede engavetada como ha ocurrido con otras inventivas, pues ese aparatito pequeñito y relativamente barato, podría traer grandes beneficios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.