Estos celulares, antes teléfonos móviles

Lo que un día se pensó como un medio de telefonía móvil y fácil de usar, cada vez más se perfila como un dispositivo que integrará múltiples funciones en una sola

Autor:

Amaury E. del Valle

Actualmente más de cinco mil millones de personas están suscritas al servicio de telefonía celular en el mundo —de acuerdo con estimados de la Organización Internacional de Telecomunicaciones (UIT, por sus siglas en inglés)— y más de mil millones usan la tecnología 3G (inalámbrica de tercera generación).

La cifra, que puede parecer astronómica, apenas era un sueño irrealizable para muchos 20 años atrás, como confesó a la prensa Sir David Brown, presidente de Motorola, una de las compañías líderes en el mundo de los celulares, quien aseguró que en los comienzos de la explosión del móvil, a principios de la década de los 90, se creía que para el nuevo milenio habría unos 900 000 teléfonos celulares en el mundo.

Sin embargo, la realidad fue bien diferente. Cuando llegó el año 2000 se vendían 900 000 teléfonos cada 19 horas, y estos no solo permitían hablar, sino que comenzaban a integrar otras utilidades, como el envío de mensajes cortos de texto (SMS), agenda de contactos, calculadora, despertador e incluso juegos.

Pero es que ese celular tradicional ya no existe como tal, o apenas siguen estando sus nietos de bajo coste en las tiendas. Una nueva era se abre para «los dispositivos antes conocidos como teléfonos móviles», como se refieren a estos actualmente los ingenieros de Motorola.

Todo en uno

Casualmente hace poco se desataba la euforia entre los amantes de las novedades tecnológicas, cuando el sitio digital Engadget, especializado en el tema, revelaba las fotos de lo que supuestamente será el híbrido de móvil y consola de Sony que se llamaría PlayStation Phone o PSPhone.

A pesar de que un portavoz de Sony Computer Entertainment ha descartado pronunciarse sobre estas fotos con un tajante «no hay nada que comentar», y de que Sony Ericsson —la unión formada entre la productora de equipos y la telefónica mundial— ha afirmado que no tiene ninguna información al respecto, diferentes sitios web especializados se han hecho eco de la noticia con rapidez.

La mezcla de teléfono y consola de videojuegos supuestamente utilizará el sistema operativo Android 3.0, tendrá una pantalla táctil de entre 3,7 y 4,1 pulgadas, teclado deslizable a modo de mando, 512 MB de RAM y 1 GB de ROM y se lanzará acompañado de una plataforma «online» para comprar y descargar juegos.

Más allá de estas especificidades, se trata en realidad de un paso más en la feroz competencia que sostienen varias compañías, entre estas Apple Computer, Google y Microsoft, por adueñarse del «futuro móvil».

Y es que todos los expertos coinciden en que, ante la explosión de las tecnologías inalámbricas, todavía el mundo no está lo suficientemente equipado para aprovecharlas en toda su magnitud, debido a la falta de equipamiento integrador.

En otras palabras, que hoy un amante y hasta un simple novato en materia tecnológica, precisa de una computadora de escritorio, una memoria flash, un teléfono móvil e incluso si puede de una cámara digital; sin contar agenda personal, bolígrafo para anotar, reloj de pulsera, tarjeta de crédito y dinero en efectivo en el bolsillo… y muchas otras cosas más que pueden hacer parecer hasta al más pobre como un escaparate ambulante de artefactos.

La pregunta, por ende, es muy lógica. ¿Por qué no integrar todo en un mismo dispositivo?

Positivo papel

Ya nadie duda que la ahora mal llamada telefonía celular desplaza poco a poco los servicios de Internet que ofrecen las computadoras personales, y se calcula que los suscriptores de esta modalidad comunicativa llegarán a ocho mil millones de usuarios alrededor del mundo en los próximos cuatro años —también es un estimado de la UIT—, habida cuenta de que muchas personas tienen suscrito más de un servicio.

Aunque no existen soluciones mágicas ni definitivas, y el analfabetismo sigue siendo la espada que pende sobre la digitalización mundial, incluso los organismos internacionales que siguen el tema, como la ONU o la UIT, han reconocido el positivo papel de la telefonía móvil en acortar un poco la enorme brecha digital que separa a los habitantes del planeta.

Los teléfonos celulares representan la plataforma comunicativa más grande que el hombre ha creado, con más de cinco mil millones de suscripciones en la actualidad,  y un crecimiento de unos diez nuevos usuarios cada segundo.

Este inmenso pastel de negocios no se lo quiere perder nadie, y por eso todos se apuran en fabricar más y más «teléfonos inteligentes», en los cuales la conexión a Internet y el servicio de Televisión Móvil son El Dorado de todos los fabricantes, quienes apuestan a las previsiones de que en el año 2014, el 75 por ciento de quienes tengan banda ancha para conectarse lo harán mediante un celular.

Sin embargo, si los equipos parecen ser cada vez más «inteligentes», no se puede decir lo mismo del uso que se hace de estos, como sugirió el reciente Informe de la Economía de la Información 2010: TIC, empresas y alivio de la pobreza, de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo, UNCTAD, presentado en Colombia a inicios de octubre.

En su reporte la oficina de Naciones Unidas tuvo que reconocer la ausencia de políticas por parte de la mayoría de los gobiernos para el uso de las nuevas tecnologías de la información en función del desarrollo de los más desposeídos, pues en su mayoría estas técnicas se encuentran en mano de las empresas privadas para quienes el dinero y no el desarrollo es el horizonte primordial.

Aunque el texto resalta diversos ejemplos de uso eficiente de las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y en especial de la telefonía móvil para luchar contra la pobreza, no pudo dejar de sugerir a los gobiernos «formular políticas que aprovechen plenamente estas nuevas oportunidades en la lucha contra la pobreza, para lo cual habrá que seguir muy de cerca los usos innovadores de los móviles y demás dispositivos de información y comunicación que vayan surgiendo».

Utilidades Móviles

Si la voz y los mensajes que se pueden transmitir y recibir por los celulares revolucionaron al mundo en los últimos 20 años, la cada vez mayor certeza de que estos u otros dispositivos móviles lo serán «casi todo» en el futuro podría resultar mucho más transformadora todavía.

Instrumentar servicios basados en plataformas móviles se ha convertido no solo en un atractivo negocio, sino en una línea de desarrollo de la sociedad, máxime si se aspira a una economía eficiente, bajo la premisa de que el tiempo es oro y todo el que se malgaste repercute en el bolsillo personal o nacional.

Incluso en Cuba, donde la telefonía móvil o los servicios web telefónicos son de reciente aparición, actualmente comienzan a surgir alternativas como las implementadas por ETECSA, anunciada durante la XXVIII Feria Internacional de La Habana, FIHAV 2010, que permiten consultar los pagos a realizar de servicios como la electricidad, multas de tránsito, el agua o el propio teléfono fijo a través de la web www.etecsa.cu.

Por el momento y únicamente por teléfono, los usuarios pueden acceder a servicios como el de TeleBanca, donde solicitándolo previamente en el banco y posteriormente llamando al 8683535 para facilitar los datos pertinentes, el titular de la tarjeta podrá abonar sus cuentas o las ajenas sin necesidad de perder tiempo en ir a alguna de las oficinas de trámites mencionadas, lo cual es un paso en la estrategia de informatización de la sociedad cubana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.