La guerra de las redes

Con el lanzamiento de Google+, una red social diseñada por el gigante de búsquedas para competir con Facebook, se enriquece y enrarece el mundo de las comunidades virtuales

Autor:

Amaury E. del Valle

Apenas 48 horas después de lanzar las invitaciones para inscribirse en la nueva red social Google+ o Google Plus!, presentada por el gigante de las búsquedas en Internet, este tuvo que cerrar el proceso por la elevada demanda.

Aunque el servicio apenas se encuentra en fase de prueba y las invitaciones están limitadas únicamente a expertos en tecnología y usuarios cuyas solicitudes habían sido aprobadas, el colapso ha sido tal que incluso se han subastado en la red de redes las posibilidades de entrar.

Quizá lo más atrayente de esta nueva red social, que fue presentada con una amplia campaña publicitaria al estilo googleriano, es la posibilidad que da a los millones de usuarios del correo electrónico gratuito Gmail de integrar en una red a amigos y conocidos.

Se trata, según los expertos, de un Facebook disimulado y enriquecido en algunos aspectos, si bien se han guardado muy bien las formas, respetando las patentes de la más famosa red social del mundo, que tiene ya más de 750 millones de usuarios.

¿Se van los blogs?

El proyecto Google+ es una iniciativa de la empresa que busca englobar en una comunidad o red social las cuentas de correo de sus millones de usuarios en varios idiomas. Fue presentado apenas la semana pasada y funciona bajo el sistema de invitaciones entre amigos, conocidos o compañeros de trabajo.

Todo el software de la compañía

A diferencia de Facebook, en Google+ los contactos o amistades no se organizarán linealmente o en un conjunto único, sino que se proponen reunirlos a través de grupos o círculos de amistades, e incluso diferenciar los personales de los de trabajo y los conocidos.

El servicio ha tomado lo mejor de su más cercano competidor, Facebook, tratando de superarlo, y a su vez busca evitar errores y cuestionamientos relativos a la privacidad de los datos y acceso no autorizado o indiscreto a materiales personales como fotos, videos y otros.

Google+ ha sido fruto de un año de trabajo de los programadores del buscador, y la idea es que en el mismo se integren todos los productos de software de la compañía, gracias a un rediseño de la barra de navegación y otros servicios que hoy ofrece.

El primer cambio evidente en este sentido ha sido el anuncio de la desaparición, al menos con ese nombre, de utilidades muy conocidas como Picasa o Blogger, o de la transformación de otras como Google Video.

Dentro de pocas semanas, según voceros de la empresa, Picasa, el servicio de almacenamiento de imágenes, que a su vez constituye una aplicación para escritorio, se convertirá en Google Photos.

Por su parte, Blogger, proveedor de espacios para bitácoras o páginas personales en línea, pasará a llamarse Google Blogs, y será accesible también desde Google+.

De esta forma el gran consorcio ha logrado en una jugada maestra integrar en un todo único los servicios de correo electrónico gratuito, salas de chat o conversación en línea, videos, fotos y páginas personales, que ahora estarán agrupados en la meganube Google+.

La fecha de apertura oficialmente está prevista, según los creadores, para el próximo 31 de julio (¿casualidad que sea en pleno verano occidental, cuando más jóvenes tienen tiempo libre de usarla?).

Pero la avalancha que ha suscitado desde su fase de prueba, a pesar de estar limitada por invitaciones, posiblemente obligue a postergar su salida hasta que se pulan más detalles técnicos y se amplíe la capacidad de los servidores.

Facebook usa Google+

Aún sin estar abierta del todo, ya se puede augurar que Google+ será una red de éxito. A la vez, agudizará la competencia feroz entre Larry Page-Sergei Brin, por Google, y Mark Zuckerberg, creador de Facebook.

La lucha, de hecho, ya ha comenzado. Google+ comenzó la puja desarrollando una aplicación, Facebook Friend Exporter, que permitía incorporar en su nueva red social los contactos que tuviera cualquier miembro de Facebook. Fue, sin dudas, una estocada a fondo para que la gente se mudara fácilmente de comunidad virtual.

El mecanismo utilizado era exportar los contactos a Gmail, el correo electrónico, y de ahí incorporarlos a Google+. No obstante, los chicos de Zuckerberg reaccionaron a las pocas horas bloqueando la aplicación, y dejando entrever posibles demandas, mientras los directivos decían a la luz pública que no temían a la competencia, y solo lo hacían para evitar que se filtraran los datos de sus usuarios.

Pero pocos creyeron en la despreocupación y confianza mediática de Facebook, algo que desmintió sin querer el mismo Mark Zuckerberg, del cual se descubrió que se había inscrito en Google+ como usuario.

Lo irónico es que el chico «facebookero» es nada menos que el más popular de la nueva red que compite con la suya. Las estadísticas reveladas por el buscador indican que Zuckerberg tenía a finales de la semana pasada unos 29 500 seguidores en Google+, incluso por delante de Larry Page, cofundador de Google y consejero delegado de la compañía, que solo cuenta con 19 800 seguidores.

Y es que la lógica indica que a la competencia se le investiga mejor desde dentro.

No obstante, muchos expertos están comenzando a creer que aún en medio de una lucha encarnizada entre ambas redes, la cual ha incluido demandas por patentes de uno u otro lado, lanzamientos de nuevos servicios que quieren atraer a unos u otros seguidores, e incluso compras de competidores vecinos para integrarlos, como fue el caso de YouTube adquirido por Google, es muy posible que al final Page-Brin y Zuckerberg terminen estrechándose las manos y lleguen a un acuerdo mutuamente beneficioso para ambos. Gajes de los negocios, diría alguien.

Red revuelta, ganancia de cibercacos

Con toda la locura creada alrededor de Google+, no es de extrañar que los revueltos mares de la red tengan a pescadores digitales furtivos tratando de sacar ganancias de la efervescencia digital, pues muchos quieren ufanarse de ser los primeros en la nueva red social.

A principios de semana la empresa de seguridad Sophos advirtió públicamente sobre la divulgación de falsos correos electrónicos, los cuales imitan los mensajes reales que los usuarios podrían recibir de los pocos escogidos para probar Google+.

La empresa asegura que al pulsar en los enlaces no se llega a la red social, sino a una página web espuria que vende productos farmacéuticos. Y que es posible incluya algún código malicioso.

Los expertos de Sophos creen con toda razón que a muchos les será difícil resistirse a estos correos electrónicos, ante la alta demanda por querer ganar la carrera virtual de Google+, y no dudan de que continuarán apareciendo nuevas amenazas informáticas con este pretexto.

Queda por ver entonces lo que realmente sucederá el próximo 31 de julio, el éxito futuro que tendrá Google+, y si realmente será la sepultura de sus competidores o terminará fusionándose con ellos.

En cualquiera de las alternativas, de lo que si casi nadie duda es de que el futuro de Internet pasará, inevitablemente, por el camino de las redes sociales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.