¿El agosto de las tecnologías?

Mientras muchos vacacionaban el mes pasado, el mundo de las nuevas tecnologías se transformó con los cambios anunciados por tres gigantes: Google, Apple y Hewlett Packard

Autor:

Amaury E. del Valle

Aunque muchos recordarán este pasado agosto por las altas temperaturas, algunos desastres naturales como los huracanes que azotaron al Caribe o el que pasó como un fantasma por encima de Nueva York, otros en cambio comienzan a verlo como un parteaguas en el mundo de la tecnología.

En un lapso de apenas diez días, casualidad no tan casual, tres grandes de la informática anunciaron cambios decisivos en su estrategia, que según los expertos podrían reconfigurar el panorama de la industria .com, como también se le conoce.

Pilares como Google, Hewlett Packard (HP) y Apple Computer anunciaron movimientos importantes en el mes, pues el buscador gigante se decidió a construir su propio hardware; mientras que el fabricante de computadoras más grande del mundo decidió dejarlas de hacer; y Steve Jobs, el fundador y principal directivo de la manzana informática, decidió renunciar a su cargo.

Google en el celular

El anuncio de que el mayor buscador del mundo, Google, también se decidió a ser fabricante no tomó a muchos por sorpresa. Lo que sí llamó la atención es que lo hiciera nada menos que comprando a uno de los gigantes en la fabricación de teléfonos móviles: Motorola.

Desde hace tiempo se rumoraba que la firma de celulares atravesaba serias dificultades financieras, con una caída en picada de sus ventas, favorecida entre otras circunstancias, amén de la crisis económica, por la competencia de rivales como Nokia, pero en especial de los IPhone de Apple, que han causado verdadero furor.

Google, que hace rato quiere fabricar sus propios dispositivos celulares, aprovechando que ya tiene una amplia participación en estos con su sistema operativo Android, vio los cielos abiertos con la posibilidad de comprar, y lo hizo sin demora.

Aunque aún está en espera de la aprobación regulatoria para hacer efectiva la operación, valorada según reportes de fuentes en 12 500 millones de dólares, Google comenzará a fabricar sus propios dispositivos, al igual que Apple y Research In Motion.

Lo más interesante es que a Google ya no se le puede llamar más simplemente un «buscador», pues ahora es fabricante al por mayor de software, se ha metido de lleno en la Bolsa de Valores y en poco tiempo venderá teléfonos celulares de última generación, en su filosofía de cada vez hacer la Internet más móvil.

Detrás de la compra hay, además, una intención poco difundida, pero muy evidente por parte de Google, para apoderarse de las casi 20 000 patentes que Motorola fue acumulando en sus ocho décadas de historia. Entre estas están muchas innovaciones que la empresa nunca ejecutó por falta de presupuesto, y que ahora posiblemente comiencen a salir a la luz.

Del otro lado, la venta de Motorola Mobility está por ver qué consecuencias traerá, en especial para los usuarios de ese tipo de teléfono, pues si bien la compañía asegura que seguirá fabricando y dando soporte técnico, no saben qué pasará en realidad cuando cojan el mango los «googleros».

Adiós a la pc

Uno de los huracanes virtuales que estremeció al mes de agosto fue la decisión de Hewlett Packard de deshacerse de su división de fabricación de computadoras, máxime porque hasta ahora ostentaba el número 1 del ranking del mayor productor del mundo.

Con sus conocidas siglas HP difundidas por todo el planeta en computadoras de mesas y portátiles, a muchos les extrañó la decisión de este gigante, que iba con gran ventaja por delante de sus competidores más cercanos como Dell, Samsung, Toshiba y otros.

Estos, que ya han anunciado sus intenciones de adquirir pedazos del pastel que se reparte, tendrán que asumir también el soporte técnico y la actualización de los modelos que adquieran, si bien HP ha dejado claro que por el momento no abandonará del todo a sus queridas computadoras.

A pesar de ser HP la mayor firma de tecnología en Estados Unidos y el mayor fabricante mundial de computadoras personales, desprenderse de esta división para enfocarse mejor en software y servicios no es una idea alocada, sino más bien un reconocimiento de que la «era PC» está terminando.

Con las nuevas Tablet PC y los teléfonos inteligentes cada vez con mayores prestaciones, las computadoras de escritorio y hasta las mismas portátiles han dejado de ser un negocio jugoso, como se dio cuenta HP cuando sacó cifras.

Los analistas sostienen que los números revelaron que si bien hacer computadoras era su mayor volumen de trabajo, era en cambio el que menos beneficio le daba, comparado con la venta de software y aplicaciones. Así que el cambio no se hizo esperar.

A la manzana le falta un pedazo

«La PC es la tableta… Veremos dispositivos y diremos “Es una PC, ¿o un teléfono?”. Las palabras cambiarán porque la innovación está sucediendo muy rápido».

Así afirmaba Steve Jobs en enero de 2010 cuando presentó el primer modelo de su tablet iPad, el cual ha vendido millones de unidades, convirtiéndose en el segundo producto más rentable de Apple después de sus famosos teléfonos inteligentes iPhone, que ya van para su quinta edición.

Este visionario de la tecnología, que con su percepción de la importancia creciente de las conexiones móviles rescató una empresa que muchos creían fuera del ruedo, ahora ha dejado al menos oficialmente la escena.

Aquejado de una enfermedad sobre la cual hay más especulaciones que certezas, Jobs renunció a su cargo de presidente ejecutivo de Apple el 24 de agosto, y dejó en su puesto a Tim Cook, un directivo con amplia experiencia.

Aun así, y aunque era esperada, la renuncia de Jobs tuvo gran impacto en la industria de la tecnología, porque se trata de un genio que supo lanzar un éxito comercial tras otro en la última década, y cuya influencia en Apple posiblemente seguirá siendo decisiva.

La empresa que fundó y dirigió hasta este agosto no solo es reconocida por la fabricación de computadoras de alta calidad, de escritorio y portátiles, sino por sus intereses en el área de la música, la autoedición y la tecnología inalámbrica, así como por sus constantes innovaciones.

Y es que como dijera Rob Enderle, presidente de Enderle Group, una consultora de tecnología, «Steve Jobs no solo dirige a Apple. Él ha estado dirigiendo los mercados de computadoras personales, de tablets y de teléfonos inteligentes desde hace varios años».

Sin embargo, pocos creen que algo variará sustancialmente en Apple tras el retiro oficial, pero a todas luces no completo de Steve Jobs. Más importante será ver cómo reacciona a la competencia de Google, el cual, según los analistas, quiere parecérsele cada vez más.

Futuro Móvil

Las transiciones a las cuales se enfrentan los tres «Goliat» de Silicon Valley, más allá de reformar el panorama de la tecnología, son evidencia palpable de los cambios que se avecinan.

La emergencia de la conectividad móvil, que a su vez ha impulsado a nuevas y revolucionarias aplicaciones, como las redes sociales, indica que efectivamente la «era PC» está llegando a su fin, y que la «nube computacional» se erige cada vez más como la apuesta hacia el futuro.

Dispositivos inalámbricos de todo tipo y con tantas funciones como las más poderosas computadoras; programas, informaciones, servicios y prestaciones colocadas directamente en Internet y muy accesibles, en vez de seguir saturando el disco duro; y la interconectividad para realizar cualquier tipo de trabajo, configuran el panorama futuro.

La conectividad y la movilidad son las claves del hoy y el mañana tecnológico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.