Un escaparate a la tecnología

Nuevas soluciones y servicios tecnológicos y de las comunicaciones están entre los temas protagónicos de la Feria Internacional de La Habana

Autores:

Mayte María Jiménez
Amaury E. del Valle

Más allá de las negociaciones entre empresarios, la firma de acuerdos comerciales o los foros de intercambio, la Feria Internacional de La Habana, FIHAV 2011, es también un espacio que aprovechan muchas empresas para presentar nuevos productos y promover servicios que son poco conocidos o serán lanzados en fechas próximas.

Así sucede en el sector de la Informática y las Comunicaciones, donde entidades como la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, ETECSA, o Correos de Cuba han puesto a disposición del público en el contexto ferial nuevas facilidades y servicios muy esperados.

Quizá uno de los más atractivos entre ellos sea el rediseño del sistema de recarga de las tarjetas Propia, de las cuales existen unas cuatro millones en todo el país, y que constituyen una de las prestaciones más extendidas de ETECSA.

Las Propia permiten a su poseedor disponer de un código personal y un determinado saldo, con el cual puede realizar llamadas desde cualquier teléfono a través del número 166.

Eso ha propiciado que desde su lanzamiento se haya extendido con rapidez, si bien hasta el momento una de sus aristas más complejas era el sistema de recarga.

Hasta ahora, para poner más crédito en la tarjeta Propia, la persona tenía que ir a alguna de las oficinas comerciales de ETECSA y depositar allí el dinero en efectivo, para así aumentar el saldo disponible para llamadas.

Si bien esta utilidad se enriqueció paulatinamente, extendiendo el tiempo de vida útil de la Propia o aumentando la cantidad que se podía recargar, entre otras facilidades, aún adolecía del obligatorio trámite ante una oficina comercial.

Eso es lo que trata de evitarse con el nuevo sistema de recarga mediante cupones, muy similar al ya existente para la telefonía móvil prepago, una de las más extendidas en Cuba y en el mundo.

Este servicio está inicialmente a prueba desde el 1ro. de noviembre en Ciudad de La Habana y Holguín, en 62 unidades comerciales donde se expenderán los cupones, además de en el pabellón de ETECSA de la Feria de La Habana, donde también se pueden adquirir.

Para recargar mediante cupón será necesario disponer de una tarjeta Propia habilitada, comprar el cupón de recarga y acceder a un teléfono fijo desde donde se pueda marcar el número 166.

Una vez hecho esto, se tecleará la opción # y al escuchar la voz de la operadora se discará el número seis del menú del servicio de Propia.

Después se introducirá el número de recarga y la opción #, y se deberá esperar a que se le confirme el saldo nuevo que tiene su tarjeta y la fecha de vencimiento.

Las tarjetas tienen un valor de recarga desde 5.00 a 30.00 pesos en moneda nacional, y a partir del 1ro. de noviembre, además, tienen una bonificación adicional promocional que aumenta según se incrementa el saldo de la recarga.

Según ETECSA, el cliente podrá comprar en una sola visita a la unidad comercial todos los cupones que necesite para un período dado, y después recargará su cuenta Propia desde cualquier teléfono según se le vaya agotando su crédito.

Los cupones de recarga ya usados y vencidos se desecharán. Y cada vez que se realice una recarga, el período de activación de la cuenta Propia se prolongará por nueve meses a partir de la fecha de la recarga.

Para comprobar si su incremento de saldo fue exitoso, después de introducido el código de recarga se escuchará un anuncio con el crédito total de la cuenta y el período de tiempo para consumirlo.

Esta nueva opción, que se prevé deba extenderse a todo el país, ayudará a descongestionar las oficinas comerciales de ETECSA, facilitando indirectamente la realización de otros trámites que allí se hacen, y hará mucho más amigable y expedito el servicio de Propia.

Apartados para el correo propio

Otro de los servicios de comunicaciones, que en este caso ha rescatado Correos de Cuba, es la posibilidad de contratar gabinetes y apartados postales propios en los cuales recibir la correspondencia.

Con este sistema cualquier persona natural o jurídica podrá adquirir en las unidades principales de Correos de Cuba diseminadas por todo el país, un espacio, por el valor de 61 pesos al año: un apartado postal para las personas naturales o su equivalente en divisa para las empresas; o de 41 pesos anuales o su equivalente en divisas para las entidades por un gabinete postal. Entre uno y otro varía el tamaño y por ende la capacidad para almacenar correspondencia.

El usuario dispondrá de una llave de su espacio de correos ubicado en una oficina específica, del cual podrá retirar cuando lo desee su correspondencia, e incluso podrá funcionar como su dirección postal si quiere recibir cartas, postales, telegramas e incluso aviso de envío de bultos en esa casilla específica, en vez de en su residencia o en la sede de una institución.

Esa facilidad se une a la posibilidad, promocionada en FIHAV 2011, de que los clientes empresariales que envían grandes cantidades de correspondencia puedan franquear sus propias cartas, ahorrándose ese trámite en las Oficinas de Correos.

Otra utilidad, si bien ya en funcionamiento, pero poco conocida, es la disponibilidad de pasar telegramas por teléfono, utilizando en el caso de La Habana el número 881- 8884, y en otras provincias los habilitados para ello, cuyo importe se le adicionará a la factura telefónica.

Correos de Cuba también está implementando un Sistema Integrado Postal, totalmente automatizado, que ya posibilita recibir un giro postal en cuestión de minutos, sin esperar días como antes, o dar seguimiento a la ruta de una correspondencia certificada o bulto postal, con lo cual se han logrado disminuir las pérdidas y extravíos.

Pilares para el desarrollo

Equipos médicos de avanzada factura como los producidos por el Instituto Central de Investigaciones Digitales, que han contribuido a salvar innumerables vidas dentro y fuera del país; tecnología de comunicaciones de diverso tipo; avanzados programas informáticos o sistemas de automatización para innumerables actividades industriales ocupan buena parte de los más de 13 000 metros cuadrados ocupados por la Feria Internacional de La Habana este año, lo cual la hace la mayor muestra de las últimas diez ediciones.

No por gusto la tecnología y las comunicaciones, indispensables en la vida actual y pilares para el desarrollo de cualquier país, están entre los temas protagónicos de FIHAV 2011, y también en las líneas estratégicas que dibujarán el futuro de Cuba.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.