Caminos de la tecnología en 2013

Un más amplio desarrollo de las comunicaciones móviles, las redes sociales, el robo de datos personales, la masificación de la televisión digital o la «Internet de las cosas» son tendencias que se avizoran en el nuevo año que comienza

Autor:

Amaury E. del Valle

Cada vez que comienza un año nuevo muchas consultoras de tecnología e incluso publicaciones especializadas acostumbran a dar sus vaticinios de cuáles serán los derroteros tecnológicos que marcarán los próximos 12 meses.

Consultando varias de estas previsiones, la mayoría parece coincidir en que 2013 será de nuevo un escenario muy propicio para las comunicaciones y aplicaciones móviles, una tendencia que cada vez se consolida más en el mundo.

Sin embargo, no es este el único derrotero tecnológico. La extensión creciente de las redes sociales, el robo de datos personales, la masificación de la televisión digital o la «Internet de las cosas», como se ha dado en llamar a la eclosión de aparatos de todo tipo conectados a la red de datos mundial, son apenas otras tendencias de las cuales se avizora su consolidación.

Con celular y sin monedero

Una de las listas de comportamientos futuros en el sector de la tecnología, dada a conocer casi a finales del año pasado por la consultora Gartner, auguró que para 2013 los dispositivos móviles superarán a las computadoras de escritorio como herramientas para acceder a Internet.

Ese camino, que ya desde hace tiempo muchos expertos indicaron como inevitable, se ha asentado en la cada vez mayor penetración de los smartphones o teléfonos inteligentes, pero también de otros dispositivos como los iPad y las tablet PC, que tienen en común acercar la red de redes a equipos livianos, portátiles y con cada vez mayores prestaciones.

Hacia esa convergencia en la red incluso se ha movido ya —aunque un poco tarde— la fotografía digital. Con la presentación a mediados de diciembre de 2012 por Samsung de su cámara Galaxy, que rememora el nombre de su exitoso teléfono inteligente, ha llegado a los mercados una cámara con sistema operativo Android, lo cual significa que se le pueden instalar aplicaciones como a los teléfonos móviles.

A su vez, al poseer conexión WiFi permite conectarse a Internet y compartir las fotos al instante en redes sociales como Twitter o Facebook, e incluso mandarlas por correo electrónico a través de Gmail, por solo citar algunos ejemplos.

Se trata, a todas luces, de rescatar en la fotografía el camino perdido ante los muchos que renunciaron a las cámaras porque ya las tenían en sus móviles.

Sin embargo, habrá que ver todavía qué sucede en el ámbito de las tablet PC, de las cuales algunos análisis de mercado predicen que se venderán más en 2013 que los teléfonos celulares, porque además de incorporar las funcionalidades de una minicomputadora, poseen capacidades comunicativas similares a los teléfonos, además de tener incorporadas cámaras de foto y video, entre otras facilidades, y cada vez se están fabricando más pequeñas y livianas.

Por otro lado esta tendencia pudiera modificarse un tanto por la puja que sostienen en el mundo móvil el sistema operativo Android, de Google; el Apple, que va en los iPhone, así como el Windows Phone 8, lanzado por Microsoft, y el anuncio de la aparición del BlackBerry 10, de RIM.

Todos son grandes competidores que luchan por hacerse de una cuota cada vez mayor del jugoso pastel del mundo celular, lo que implica la presentación de equipos y prestaciones que a la larga benefician a los usuarios.

No obstante, algunos desafíos como el hecho de lograr masificar opciones que posibiliten el pago a través del teléfono, las cuales todavía son muy incipientes; o las aplicaciones para entornos empresariales, podrían ser el verdadero boom para el mundo celular en este año que recién comienza.

Un refrigerador que hace mandados

Durante los próximos 12 meses, los expertos aseguran que a la vez que se consolidarán las redes sociales más famosas del mundo, como Facebook, Youtube o Twitter, también se hará cada vez más frecuente el robo de datos asociados a estas o a través de los móviles.

En ello contribuirá, además, la llamada cloud computing o computadora en la nube, caracterizada por el hecho de que cada vez más la información está en espacios públicos o privados de Internet y no en nuestra computadora personal, lo cual si bien tiene varias ventajas también implica que sea mucho más vulnerable si alguno de estos espacios es violado y nuestros datos resultan sustraídos.

Sobre el tema de la seguridad informática casi todas las fuentes coinciden en que es el malware, especialmente el software espía, la tendencia más preocupante, especialmente por las grandes mafias que están detrás de esas prácticas criminales.

Por supuesto, siguen siendo los conocimientos y normas de seguridad de los mismos usuarios los que pueden prevenir la mayoría de estos ataques, especialmente porque muchos se aprovechan de los que no tienen antivirus actualizados, abren correos electrónicos engañosos o participan en cartas-cadena sin sentido, entre otras prácticas peligrosas.

Las que más deben preocuparse son las empresas, dada la popularización de los equipos portátiles como instrumentos de trabajo, desde celulares inteligentes hasta tablet PC o laptops, los cuales muchas veces contienen datos sensibles que no están bien protegidos.

Hasta los televisores podrían ser objetos de ataques de los fabricantes, pues tras los TV con discos duros, ahora les ha llegado el turno a los smartTV o «televisores inteligentes», con conexión a Internet, sistemas operativos y capacidad para instalar aplicaciones al igual que en computadoras o celulares.

Esos aparatos, de los cuales ya hay varios modelos comercializados, junto a las transmisiones digitales y en tercera dimensión, prometen cambiar el futuro inmediato de ese equipo, y especialmente darle un nuevo aire a un sector que cada vez ha perdido más terreno frente al mundo virtual.

A su vez la televisión digital es la punta de lanza visible de la llamada «Internet de las cosas», que ya ha dado lugar a que salgan al mercado los primeros equipos comerciales «conectados», como sistemas de vigilancia del hogar a través de la red de redes, o refrigeradores inteligentes que son capaces de discernir cuándo les falta algún producto adentro, e incluso mandar un aviso al celular o el correo electrónico del dueño.

Futuro interconectado

La informatización creciente de la sociedad a nivel mundial, a pesar de la enorme brecha digital que todavía existe, es la tendencia tecnológica más perenne de los últimos años.

La creciente interconectividad de personas, organizaciones, empresas y países, que ha revolucionado la faz de la Tierra en los últimos 20 años, será también constante en 2013, por lo cual se impone continuar adentrándonos en ese mundo.

En el caso de Cuba este año también será muy importante, especialmente para seguir extendiendo y acercando las bondades de las nuevas tecnologías en diferentes ámbitos.

Esta tendencia se impone también para nuestro país, cuyo potencial en ese campo, dada la educación y el desarrollo científico que poseemos, precisa de un impulso decisivo para aprovecharlas en función del desarrollo de la sociedad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.