Cuba y el camino de los bits y bytes

El año que termina este 31 de diciembre tuvo importantes momentos para nuestro país en el proceso de informatización de la sociedad

Autor:

Yurisander Guevara

Más de 1 400 000 puestos de trabajo para profesionales de la informática habrían quedado sin cubrir este año solo en los países de la Unión Europea, porque no existe el capital humano necesario, indica un reporte del diario español Expansión.

La acelerada introducción de la tecnología en la sociedad moderna demanda a todas las naciones del mundo incrementar sus capacidades formativas en este sector, al tiempo que es necesario optimizar los procesos internos para lograr mejores resultados.

Cuba no es ajena a esta realidad, y este año comenzó a dar pasos importantes para acelerar este proceso.

En el pasado febrero, en un hecho inédito, miles de profesionales de la informática y las telecomunicaciones se reunieron en el I Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad. El evento marcó el inicio de un año especialmente intenso, y a juzgar por lo acontecido, el 2016 que mañana comienza, podría deparar mayores avances.

Este complejo proceso se sustenta en principios como la defensa política y ciberseguridad, preservación y desarrollo del capital humano, sostenibilidad y soberanía tecnológica, modernización de todas las esferas de la sociedad, integración de la investigación, el desarrollo y la innovación en los procesos productivos, así como la utilización y acceso masivo e intensivo a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) por parte de los ciudadanos.

Autoridades nacionales han indicado que la informatización de la sociedad cubana pone su mirada también en la ciberseguridad. Igualmente establece programas sectoriales para la adopción de las TIC, más allá del punto de vista básico como el uso de Internet, mediante la penetración en los procesos productivos nacionales.

Wilfredo González, viceministro de las Comunicaciones, afirmó en el mencionado Taller que las TIC deben convertirse en un sector de desarrollo estratégico para la nación, que potencie una economía del conocimiento.

Según constató el Viceministro, la situación de la actividad informática existente no permite dar respuesta a todas las necesidades que demanda la población, con un escaso avance en el uso de las TIC de forma uniforme y coherente. En este contexto es vital el aprovechamiento de la informatización como herramienta para el desarrollo del conocimiento, la economía y la actividad político-ideológica.

Con todos y para todos

Hasta este momento, en Cuba los profesionales informáticos se han formado por miles y luego ocupan los trabajos disponibles, según las necesidades de sus territorios. En no pocas ocasiones, estos profesionales son subutilizados, pues superan en conocimientos las tareas por realizar.

Con el objetivo de aglutinar a la mayor cantidad posible de estos especialistas y lograr procesos productivos más coherentes, se inició la conformación de la Unión de Informáticos de Cuba (UIC), organización que busca crear un ambiente para la investigación, la formación profesional y la protección de la propiedad intelectual, todo asociado al desarrollo de la informatización.

Así, en el pasado julio comenzaron las inscripciones y desde octubre sesionan asambleas provinciales, proceso que culminará en enero próximo. Desde ese punto se convocará al evento nacional, en el que quedará conformada la nueva organización.

El próximo período de la UIC, tal y como explicase la vicerrectora de la Universidad de las Ciencias Informáticas, Aylin Febles, se sustentará en cinco programas de trabajo: cooperación internacional, capacitación y certificación, gestión del conocimiento, tecnologías de la información y servicios.

Basada en objetivos de trabajo, deberes y derechos, la UIC supone alcanzar por vez primera en Cuba una organización que gestione conocimiento informático y que, a través de sus asociados, impulse proyectos para beneficio de todos. Según explicó a este diario Febles, será muy importante la cooperación internacional, con la participación en eventos que permitan comparar experiencias y acelerar el crecimiento científico y tecnológico de las TIC en Cuba.

A juicio de este redactor, la UIC debe ser capaz de impulsar con fuerza la industria del software en Cuba, un país con alta capacidad de recursos humanos para tal empeño. Acaso uno de los aspectos más importantes de esta nueva entidad será también innovar de forma acelerada. A fin de cuentas, en el mundo de las TIC la velocidad de desarrollo  se acerca cada día más a la de la luz, por decirlo de una forma metafórica.

Algo más que cifras

El 2015 cierra con una importante cantidad de cifras que vale la pena resaltar, pues muestran lo complejo de un proceso de informatización que trasciende el básico acceso a servicios en línea.

Datos oficiales brindados en una reciente Mesa Redonda indican que la estrategia de informatización de la sociedad cubana impulsa 35 proyectos como cimientos del futuro.

La premisa es crear capacidades de infraestructura no solo para conectividad, sino para renovar los terminales de acceso.

Uno de esos proyectos se ejecuta con el sistema bancario, sector considerado prioritario por los servicios que presta a la población. A pesar de todavía no ser suficientes, en 2015 se instalaron 150 nuevos cajeros automáticos, lo que elevó la cifra a 773 en el país.

Igualmente se amplió el servicio de banca telefónica y se avanzó con la banca remota para consultar las cuentas en línea. Además, el uso de las tarjetas magnéticas continúa en ascenso, con 2,4 millones en activo.

El proceso de informatización involucra también el paulatino tránsito hacia la televisión digital, la que cuenta con 62 transmisores instalados para una cobertura de seis millones de personas, y se han comercializado medio millón de cajas decodificadoras de la señal.

Este año se lanzó además la plataforma C.U.B.A. (contenidos unificados de búsqueda avanzada), proyecto conjunto entre la UCI y los Joven Club de Computación y Electrónica.

De acuerdo con Anamaris Solórzano Chacón, directora de Comunicación Institucional de los Joven Club, C.U.B.A. permite a los usuarios disponer de un recuperador de información producida en nuestro país de forma ordenada.

Asimismo, Joven Club lanzó públicamente la plataforma Reflejos, del proyecto CubaVa, en el mes de marzo, la cual cuenta ya con varios miles de blogs en línea. Al mismo tiempo, la Enciclopedia Colaborativa Cubana (Ecured) se consolidó como el sitio más visitado del país y mejoró sustancialmente sus versiones portátiles para ordenadores y dispositivos móviles.

Solórzano Chacón comentó que en la UCI actualmente se trabajan 128 proyectos de desarrollo de software, uno de los cuales ha impactado positivamente en la Fiscalía.

Por otro lado, Joven Club comenzó a comercializar la solución antivirus Segurmática, lo cual pone a disposición de todos los cubanos un software capaz de proteger las computadoras con bajas prestaciones, ya que no consume muchos recursos.

En cuanto a las telecomunicaciones, además de activar la anhelada transferencia de saldo, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) comenzó el despliegue de zonas públicas de navegación por Internet con tecnología wifi en el mes de julio.

Las zonas wifi comenzaron a instalarse en áreas públicas en julio y se prevé continúe su expansión en el 2016. Foto: Abel Rojas Barallobre

El año cierra con 58 zonas destinadas a este fin, en cada una de las cuales, como promedio, se realizan 55 000 conexiones diarias, según datos brindados por Mayra Arevich Marín, presidenta de Etecsa, en una entrevista con el portal CubaSí. Las áreas wifi continuarán creciendo, aseguró Arevich Marín, y se espera la creación de unas 80 más en el 2016.

Otro proyecto en el que participó Etecsa fue en la integración de las universidades, que pasaron de una velocidad de conexión de diez a 34 megabytes por segundo.

El sector de la Salud también se vio beneficiado con las telecomunicaciones, ya que se instalaron infraestructuras de fibra óptica, y en la plataforma de Infomed el programa Más médicos ya tiene acceso a Internet, imprescindible para su preparación.

Al cierre de noviembre, los datos más recientes sobre la telefonía móvil muestran 3 287 000 líneas activas, de ellas 1,2 millones con correo Nauta, un servicio que debe mejorar en calidad también para el año entrante.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.