Cuba y los laboratorios médicos de inteligencia artificial

Dos herramientas desarrolladas por la Empresa Cubana de Soluciones Informáticas (Softel) son productos singulares en la aplicación de la inteligencia artificial y las redes neuronales para llevar a cabo diagnósticos de alta fidelidad

Autor:

Yurisander Guevara

Del trabajo destacado que realiza la Empresa Cubana de Soluciones Informáticas (Softel) hemos hablado ya en esta sección. Empero, hoy regresamos a la labor que realiza la entidad para enfocarnos en unos productos muy singulares, que explotan una de las ramas más interesantes y con mejores perspectivas en el futuro de la informática: la inteligencia artificial.

A lo largo de los años hemos visto cómo la ciencia ficción nos presenta utopías totalmente informatizadas, donde un punto es esencial: los asistentes virtuales «inteligentes», ya sea en robots de aspecto humanoide o a través de pantallas computacionales.

Si bien todavía el desarrollo global se encuentra un poco distante de vivir estos escenarios, el avance de la computación —que como ciencia es relativamente joven—, apunta a que un día esas utopías se harán realidad.

Probablemente, entonces, coincida conmigo en que para llegar a esos futuros de fechas indeterminadas, hay que comenzar por algún lado. En Softel lo saben, y ya trabajan en ese sentido.

Experiencia acumulada

Sin rimbombancias y con la experiencia que acumula esta empresa que recién cumplió sus 30 años de fundada, uno de los mejores productos de Softel en la actualidad es Galen Clínicas.

La aplicación informática tiene una versión que permite ser trabajada en un entorno web y utilizarla en todos los niveles del sistema de salud cubano, lo que será posible en la medida en que se haga más palpable el proceso de informatización de la sociedad.

Así explicaron a Juventud Rebelde especialistas de Softel durante un intercambio sostenido hace algunas semanas durante la 16 Feria y Convención Internacional Informática 2016.

En el entorno de la Feria un espacio atrapó la atención del visitante. Identificado por los colores patrios, en ese escenario se exponía una panorámica de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en Cuba.

Allí fue donde encontramos a Julio Quiala Sotolongo y Nelson Suárez, encargados de presentar las propuestas de Softel.

Quiala Sotolongo expresó que Galen Clínicas, con 20 años de desarrollo, está presente en 72 instituciones de salud del país, y además se utiliza en los Centros de Diagnóstico Integral (CDI), instalados en Venezuela. La web de Softel indica que desde 2005 se han expedido 457 licencias de esta solución informática a igual número de CDI en la nación bolivariana.

El funcionario comentó que «es una solución escalable que se puede instalar en una pequeña clínica o un gran hospital. El sistema ayuda en la toma de decisión de los directivos administrativos en los diferentes niveles».

Lo que sucede es que este proceso necesita de más informatización de las unidades de atención, acotó Nelson Suárez, gestor de proyectos en Softel. «Un grupo en el Ministerio de Salud Pública trabaja actualmente en retomar este sistema de informatización. Así, si un paciente viaja de Las Tunas a La Habana y va a una institución sanitaria, los médicos de uno u otro lado tendrían sus datos fundamentales recogidos en el módulo de historia clínica digitalizada», explicó.

Una vivencia nada artificial

En Informática 2016 Softel presentó dos novedosas herramientas de inteligencia artificial que ya se utilizan en el sector de la salud.

Son dos módulos que se encuentran integrados a un software llamado Accedo, y han sido bautizados como ExperLab y NeuroLab.

ExperLab es un «laboratorio» que permite compilar sistemas expertos con facilidad. Los sistemas expertos, dijo Suárez, tratan de emular el comportamiento humano. El de ExperLab puede alistarse para interactuar con el público luego de un mes de entrenamiento.

Así, este sistema experto desarrollado por Softel se emplea en la medicina nuclear, una especialidad del Instituto Nacional de Nefrología (INEF).

Para construirlo, explicó Suárez, se partió de los conocimientos de un experto del departamento de medicina nuclear en el INEF, el cual trabajó con un especialista de Softel en la recopilación de la información, para incorporarla con más rapidez a la base de datos. Luego, el sistema quedó listo para el uso por parte de los pacientes.

En una demostración realizada por Suárez, el usuario que se enfrentó a ExperLab respondió un cuestionario en la pantalla de una computadora, tal y como si se estuviera entrevistando con un médico humano. Una vez completado el formulario, el paciente recibió un diagnóstico.

Para el gestor de proyectos de Softel contar con este tipo de sistema es una ventaja, pues permite brindar análisis directos a los pacientes de sus situaciones y dolencias.

Julio Quiala Sotolongo subrayó seguidamente que la experiencia aplicada en el INEF puede adaptarse a cualquier especialidad médica, o cualquier otra rama de la vida.

Más que un médico virtual, constatamos que ExperLab es una herramienta de apoyo a la toma de decisiones porque contiene bases de datos construidas por mentes expertas en temas específicos. Así como se usa en la medicina, podría aplicarse hasta para el otorgamiento de un subsidio por parte de una institución bancaria.

De forma similar trabaja NeuroLab, la otra herramienta diseñada por Softel a partir del entrenamiento de redes neuronales. Este tipo de software se encarga de definir patrones a partir del análisis de imágenes.

Según Suárez, NeuroLab «aprende» a distinguir, por ejemplo, dolencias en órganos humanos, como los riñones. Para ello el sistema se prepara sobre la base del reconocimiento de patologías debidamente identificadas por médicos especialistas. Luego, es capaz de distinguir lesiones en pacientes que se sometan a pruebas con equipos médicos especializados.

Los expertos de Softel aclararon que tanto en NeuroLab como en ExperLab, las bases de datos no están conformadas por meros «nombres y apellidos», sino por condicionantes que establecen reglas para llegar a conclusiones.

Probablemente no sean estas las únicas experiencias de sistemas de inteligencia artificial y redes neuronales que hoy se desarrollan en Cuba. Sin embargo, ya sabemos que en Softel contamos con profesionales capaces de realizar este tipo de software, destinado a facilitar procesos que dependen en buena medida de los recursos humanos.

Es una buena noticia, porque el proceso de informatización al cual se ha abocado Cuba requiere de soluciones como estas. A fin de cuentas, un aumento de la eficiencia en cualquier proceso no solo redunda en más satisfacción para cada individuo, sino en una mayor productividad a largo plazo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.