Nuevos títulos sobre la sexualidad en Feria Internacional del Libro Cuba 2009

Los textos una vez más, acercan la mirada reflexiva, de especialistas y protagonistas, a las realidades y conflictos del comportamiento sexual

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

    Foto: Kaloian Confesiones de un psiquiatra; 40 preguntas sobre sexo; Comportamiento sexual humano; El Cerebro del Rey. Vida, sexo, conducta, envejecimiento y muerte de los humanos; La sexualidad en la adolescencia, ¿amiga o enemiga?; Consideraciones sobre inteligencia emocional; Las edades de la senectud, son algunos de los nuevos títulos que se presentarán en la 18 Feria Internacional del Libro que, una vez más, acercan la mirada reflexiva, de especialistas y protagonistas, a la sexualidad humana, sus realidades y conflictos.

Uno de los textos que ha generado mayor expectativa entre los más jóvenes es la compilación 40 preguntas sobre sexo, donde la periodista Aloyma Ravelo, máster en Salud Sexual y Reproductiva, se sirve de las más frecuentes inquietudes enviadas por muchachos y muchachas, a la sección de Correspondencia de la revista Mujeres, y propone una mirada coloquial y amena a las nociones básicas sobre este espacio íntimo del ser humano, sus enigmas, explicaciones y definiciones.

Sin hablar de verdades absolutas o recetas a seguir, sino con la voluntad de poner en perspectiva los conocimientos individuales de cada quien, la también guionista del espacio televisivo Cuando una mujer, asume como único paradigma que la sexualidad humana es demasiado compleja como para encasillarla en esquemas de esto es bueno, y lo otro es malo.

Preguntas comunes relacionadas con «la primera vez», los celos, la infidelidad; preocupaciones de los varones sobre la masturbación, el tamaño del pene, la eyaculación precoz; los temores masculinos, la autoestima; e interrogantes de las chicas acerca de la mejor edad para tener sexo, la ausencia de orgasmo, los complejos o la violencia en la pareja, se vuelven puntos de análisis en este texto.

Esta nueva producción de la Editorial de la Mujer, como señala su autora, es una interesante vía para quienes viven hoy una etapa de múltiples descubrimientos, relacionados con el amor, el sexo y el erotismo, y necesitan información confiable.

Comportamiento sexual humano, de Iliana Gorguet, especialista de II Grado en Psiquiatría, es parte de la colección Autoayuda, de la Editorial Oriente, y propone una mirada integradora a la sexualidad desde sus más diversos factores, no solo biológicos o psicológicos, sino también socioeconómicos, culturales, éticos, y religiosos.

La autora parte del concepto de la Organización Mundial de la Salud de que la salud sexual se vivencia en la expresión libre y responsable de las capacidades sexuales de cada individuo, que propician bienestar armonioso, personal y social, a la vez que enriquece la vida del ser humano.

Con un lenguaje accesible, este es un pequeño volumen que maneja conceptos esenciales sobre conflictos por los que atravesamos desde la adolescencia hasta la tercera edad, y los trastornos más frecuentes, vistos desde su valoración en consulta, diagnóstico y tratamiento.

El libro tiene además un glosario de términos sobre sexualidad, muy útiles para los jóvenes que se dedican a investigar el tema en centros universitarios y, por qué no, para el dominio de toda la familia.

En tanto, la psicóloga y máster en Sexualidad, Beatriz Torres, en su volumen La sexualidad en la adolescencia, ¿amiga o enemiga?, propone también un acercamiento al complejo mundo de la adolescencia a partir de las preguntas más frecuentes en la sección de salud del semanario Trabajadores.

Temas de los que siempre es bueno saber, y que muchas veces estos jóvenes no se atreven a preguntar a los adultos, como el enamoramiento, el placer en solitario, el sexo oral, la diversidad sexual, el embarazo, y la prevención de ITS/VIH-sida, resultan punto de encuentro en los análisis planteados por la especialista.

A través de esquemas, ilustraciones, consejos, poesías, el libro reflexiona en torno a los mitos más frecuentes sobre afrodisíacos, eyaculación precoz, homosexualidad, la menstruación, entre otros.

Desde la mente y las letras

Otro de los textos que ha despertado el interés en el público lector ha sido Consideraciones sobre inteligencia emocional, del doctor Cristóbal Martínez, jefe del Grupo Nacional de Psiquiatría Infantil, el cual, a partir de un lenguaje ameno, cautiva a sus lectores partiendo de lo difícil que es caracterizar las emociones humanas a nivel intelectual, como mecanismo de supervivencia, y como marcador de la salud de las personas y sus relaciones sociales e íntimas.

De esta manera reflexiona sobre la inteligencia emocional, al definirla como un sistema de actitudes y habilidades que determinan la conducta individual y social de cada sujeto, que se revelan de gran importancia en las relaciones humanas, en el trabajo, en la familia y las amistades.

Martínez describe los obstáculos que afectan la comunicación, habla de los estilos afectivos para enfrentar el diálogo en la pareja, y propone interesantes test para que los lectores puedan medir su vulnerabilidad, sociabilidad, jerarquía en la pareja, incluso, ver si sus rostros les permiten mentir.

Según señala el especialista lo importante es prevenir la depresión, y para ello hay que tener motivación, compromiso, optimismo, iniciativa, altruismo, esas son las herramientas que se necesitan para disfrutar de la vida desde los afectos.

Relacionado también con las reacciones mentales, en El Cerebro del Rey. Vida, sexo, conducta, envejecimiento y muerte de los humanos, Nolasc Acarín Tusell, bajo la interrogante: ¿por qué nos comportamos como lo hacemos?, expone el resultado de su trabajo como neurólogo por más de 35 años.

Mediante ilustraciones, tablas —recursos que utiliza para hacer más claro al lector su mensaje— se explica lo que nos diferencia de otras especies, el modo en que reaccionamos, las diferentes fases de la respuesta sexual, la identidad sexual, el emparejamiento, y la homosexualidad, entre otras polémicas.

Confesiones de un psiquiatra, del presidente de la Sección de Suicidiología, de la Sociedad Cubana de Psiquiatría, Sergio Pérez Barrero, aporta a la población conocimientos para aumentar el bienestar y la calidad de vida.

A partir de casos reales que en su práctica clínica le han ayudado a comprender la naturaleza humana y a buscar posibles soluciones, nos habla de diversas circunstancias que dañan al individuo y sus relaciones con los demás. Reflexiona sobre el egoísmo, amores contrariados, pasiones homosexuales, la preocupación por el rendimiento sexual, la violencia, la adicción...

Conocerse y entender las reacciones humanas en la tercera edad, mediadas también por el comportamiento sexual, es la propuesta de la psiquiatra infanto-juvenil, Elsa Gutiérrez Baró, en su libro Las edades de la senectud.

Es un libro que ayuda a las personas de la tercera edad a asumirse como tales en todo su esplendor, y a la familia y la sociedad a aceptarlos, apoyarlos, comprenderlos. Aborda el tema de la felicidad, y el rol de la sexualidad en cualquier edad.

Como advierte la especialista, la «sexualidad no es patrimonio de ninguna edad. El hombre y la mujer nacen sexuados y mueren sexuados, con las variaciones propias de cada etapa de la vida, y las diferencias individuales siempre existen, que por demás son normales».

Más que los años o la salud, Elsa achaca la falta de una vida sexual satisfactoria entre ancianos a los prejuicios de todo tipo que heredaron de generaciones anteriores y transmiten también a las actuales, subrayando que estos mitos no son verdades inconmovibles o eternas.

De manera coloquial, mediante poemas, refranes, ejercicios, consejos, la autora aborda temáticas tan interesantes como las prácticas coitales aun después de los 70 años que, con sus características especiales, permiten también vivir el placer sexual.

Entender la sexualidad y reflexionar en torno a sus polémicas continúa siendo tema inspirador de los especialistas cubanos, que ya exponen sus novedades en las diferentes librerías del país.

Pregunte sin pena

S.C: Hace ya tres años llevo una relación con una mujer mayor que yo. Al principio ella disfrutaba plenamente cuando hacíamos el amor. Pero últimamente hemos afrontado ciertas dificultades que yo achaco a su excesiva carga de trabajo y a problemas familiares que han influido hasta en su forma de ser y de pensar. Además, hemos tenido conflictos que nos han llevado a rupturas. Ella me dice que todavía disfruta hacer el amor pero no se puede concentrar muy bien, ni reflejar su deseo. Es decir, su mente y cuerpo están por lados diferentes. ¿Qué me recomienda? Esto es un poco incómodo.

Es recomendable hablar francamente de las dificultades que ahora enfrenta la pareja. Luego deben valorar nuevas alternativas para enfrentarlas. Habrá que definir por dónde va su mente. Es posible que ella quiera entregarse al goce contigo, pero alguna idea vaya en sentido contrario.

Esta falta de concentración puede ser una manera, inconsciente, de evidenciar la existencia de asuntos pendientes entre ustedes.

No bastan las buenas razones para amar. Es preciso sacar a la luz aquellas que lo impiden. Valdría analizar si pueden afrontarlas de algún modo satisfactorio para ambos, aunque no sea igual que al principio.

Es posible que perduren las causas desencadenantes de las rupturas. La reconciliación no siempre va acompañada del cambio necesario en el modo de ver o enfrentar los conflictos. Aunque la carga de trabajo y los problemas familiares puedan contribuir a la problemática actual, no creo que se deba achacar a ellos toda la responsabilidad.

El amor ideal es esencialmente obra de la imaginación. En verdad, las diferencias (la de edad es solo una entre muchas más) están siempre ahí para retar nuestra capacidad de establecer relaciones sociales. El reto radica en establecer un vínculo aceptable para ambos a pesar de ellas.

Mariela Rodríguez Méndez, Máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/sida, psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.