El mensaje correcto

El Día Mundial de la Salud Sexual —que se celebra este 4 de septiembre por segunda vez desde su aprobación en 2010— estará dedicado a reflexionar sobre los derechos y responsabilidades de la juventud en esa importante faceta de la vida

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila
La vida es en parte lo que nosotros hacemos y en parte lo que hacen los amigos que elegimos. Tennessee Williams

EL mundo cuenta hoy con la mayor generación de jóvenes de toda la historia: más de 1,5 billones de personas entre 10 y 25 años de edad, lo cual equivale al 21 por ciento de la población total.

Tal cifra la reporta el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), organismo que junto a la Asociación Mundial para la Salud Sexual (En inglés, World Association for Sexual Health, WAS) promueve desde el año pasado numerosas acciones a favor de este segmento poblacional, del cual depende literalmente el futuro de nuestra especie.

Por eso el Día Mundial de la Salud Sexual —que se celebra este 4 de septiembre por segunda vez desde su aprobación en 2010— estará dedicado a reflexionar sobre los derechos y responsabilidades de la juventud en esa importante faceta de la vida, una prioridad que involucra decisiones personales, pero también depende del respaldo de la familia, la escuela y la sociedad en su expresión más amplia.

De igual a igual

A partir de la pubertad numerosas problemáticas sexuales desafían los conocimientos, mitos, estereotipos y emociones acumulados durante la infancia sobre este apasionante asunto.

Cuando se comparten esas inquietudes con las personas adecuadas y se dominan las mejores respuestas, los jóvenes pueden convertirse en magníficos activistas de salud sexual entre sus coetáneos y hacer llegar el mensaje correcto a donde no alcanzan otros mecanismos formales de promoción, casi siempre validados con poblaciones adultas.

Por esa razón surgió en mayo de este año la Iniciativa Juvenil de la WAS, esfuerzo encabezado por el joven mexicano Antón Castellanos Usigli y por Esther Corona Vargas, coordinadora ejecutiva de la Asociación Mundial.

Su Comité Internacional lo integran además diez jóvenes de nueve países, cuya elección respondió a criterios de equidad en materia de representación geográfica y balance de género.

Por el área de América Latina y el Caribe fue seleccionado el joven psicólogo cubano Yasmany Díaz, especialista del Centro Nacional de Educación Sexual, CENESEX, una institución cuyos logros en pro de la salud de la juventud cubana es reconocida internacionalmente desde hace décadas, tanto en el campo de la atención clínica como en la investigación, la educación, la divulgación y la formación de promotores de salud.

Así lo demuestra la creación de la red Jóvenes por la Diversidad, que agrupa a estudiantes de diversas universidades capitalinas, cuya labor educativa se extenderá a partir de octubre a adolescentes de la enseñanza media y a otros jóvenes de todo el país interesados en pertenecer a la Iniciativa.

Jornada de reflexión

La primera celebración de este día, en 2010, involucró a una decena de naciones. En esta segunda ocasión más de 30 países organizan acciones educativas y fomentan espacios de reflexión para involucrar a instituciones de salud, educativas y gubernamentales en este crucial objetivo.

En Cuba la jornada comenzó ayer en el CENESEX con la exhibición de varios audiovisuales cubanos y un debate a propósito del libro del doctor Jorge Pérez, Sida: nuevas confesiones a un médico, presentado por Mariela Castro, quien lo  catalogó  como un texto necesario para resaltar el espíritu humanista del sistema de salud cubano, que no abandona a las personas con VIH.

Este será un fin de semana para despejar dudas de forma divertida, desnudar ciertos estereotipos, adquirir materiales con que reflexionar más tarde y acercarse a una comprensión menos prejuiciada de la sexualidad.

Con ese fin todo vale: desde la charla personal y la consulta telefónica, hasta el intercambio de correos y la creación de una comunidad virtual que ya se abre paso a través de las redes sociales en Internet. La idea es promover el diálogo entre jóvenes y adolescentes sobre la responsabilidad que adquieren al entregarse a otros, y sobre todo hacerles saber que hay personas dispuestas a apoyarles en el ejercicio pleno de sus derechos sexuales.

La celebración de este día constituirá un magnífico despegue para la Iniciativa Juvenil, reconoce Yasmany, pero su reto mayor será irradiar permanentemente nuevos conocimientos, desentrañar afectos y fomentar una actitud de autocuidado que garantice a las nuevas generaciones un despliegue feliz de su erotismo sin comprometer, a la larga, su salud sexual y reproductiva.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.