Pregunte sin pena

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

L..M.: Hace cuatro años tengo pareja formal. Queremos  casarnos y tener hijos. Pero toda mi vida he sido una persona con poca paciencia y mal carácter. Quienes me conocen dicen que no debería tener hijos. A veces me lo cuestiono, pues reconozco que ahora mismo veo en un infante más contras que pros. Los planes que tengo son de superarme y disfrutar de mi juventud mientras pueda. Lo más preocupante es que hace un tiempo tuve una discusión fuerte con mi pareja por decir eso. ¿Cambiará mi forma de pensar dentro de unos años o cuando quede embarazada? ¿Podré superar mis «barreras» o simplemente no debiera arriesgarme a la maternidad? ¿Sería una buena madre si me atreviera a hacerlo? ¿Tendrá algún tipo de solución mi «problema»?

Parece una decisión responsable tomarse un tiempo para analizar el asunto, pues la mujer deviene madre cuando la acompaña un deseo de tener y acompañar a un niño desde su llegada al mundo. Requiere además cierta identificación con ese lugar de «madre», para cumplir sus múltiples funciones.

No toda mujer tiene que ser madre y las que lo son muestran que hay muchas maneras de hacerlo bien. Por lo general tienen algo de acierto y de error en su actuar, al tiempo que encuentran muchos barrancos y barreras ante los que tendrán que ingeniar su buena manera de lidiar.

Tal vez el problema es que no puedes garantizar que mañana desearás tener un hijo, y esa no puede ser una condición para casarte. Es obvio que puedes cambiar tu forma de pensar, superar barreras, ser una buena madre, etc., pero no le sucede igual a todas las mujeres y no se puede anticipar ese destino.

Entre el proyecto de tu compañero y tú hay diferencias que no deberían ignorar, al decidir casarse. ¿Qué relación encuentras entre el matrimonio que te proponen y tus planes de superación y disfrute?

Mariela Rodríguez Méndez, Máster en Sicología clínica.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.