Pérdida del deseo sexual

Entre las múltiples causas de orden físico o psicológico, se describen el descenso del nivel de producción del estrógeno o testosterona, la edad, la fatiga, un embarazo, ciertos medicamentos o drogas y las enfermedades psiquiátricas

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

Y.S.: Mantengo relaciones sexuales con mi novio. Estoy enamorada de él. Al principio me sentía superbien con él, pero ahora no siento nada cuando tenemos sexo. Esto me ha ocurrido con otras parejas. Mi deseo hacia él ha desaparecido. Quiero saber qué me sucede. Tengo 21 años de edad.

Nos parece muy bien que intentes en saber lo que te sucede. Es obvio que eres tú el denominador común de esa disminución del deseo en cada relación, aun cuando es evidente tu capacidad de disfrutar del erotismo. Todos tus inicios son felices. El problema, como destacas, es cuando ha pasado un tiempo.

Nada nos narras de lo que experimentas con tus parejas luego de la primera etapa de enamoramiento. Seguramente algo particular ocurre contigo que dejas de sentir y desear, por lo que el hecho requiere que vayas a un psicólogo dispuesta a hablar de tu experiencia y de cómo en el curso de la relación algo acontece y al tomar distancia anulas inconscientemente tu implicación erótica. Es preciso develar esa dinámica donde solo ganas en tanto pierdes.

En la sexología se habla de pérdida del deseo sexual o anafrodisia como una de  tantas disfunciones, (existe una disfunción cuando es posible que todo funcione adecuadamente pero por alguna razón coyuntural no ocurre). Se describen múltiples causas de orden físico o psicológico, como el descenso del nivel de producción del estrógeno o testosterona, la edad, la fatiga, un embarazo, ciertos medicamentos o drogas, enfermedades psiquiátricas como la depresión o la ansiedad. El estilo de la relación y el significado de esta para sus miembros son condicionantes. En la base de todo está la particularidad subjetiva de cada persona.

Mariela Rodríguez Méndez, Máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/sida, psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.