Pregunte sin pena

Autor:

Juventud Rebelde

N. A.: Llevo 12 años casada con el papá de mi niño, quien me confesó su infidelidad. Dice que no va a tener otra mujer como yo, con quien está sexualmente bien, pero se va en busca de la otra. Le dije que no le puedo permitir que esté con las dos. Cuando conversamos terminamos haciendo el amor como si la vida se nos fuera a acabar; luego nos arrepentimos. Es cierto que las cosas ya no son como antes, porque esas heridas calan profundo. Pero es mi esposo, el padre de mi hijo, el hombre que amo. Todos me dicen que luche por él. ¿Qué me aconseja usted?

Ya tú has perdonado su infidelidad y le has confirmado que continuarás con él. Esto es un modo de luchar por él, pero insuficiente aún. Poner límites, recuperar el control de la situación son también modos de luchar por él, por ti, por ustedes.

Él no quiere perder lo que le atrae de cada mujer. Y tú no quieres perderlo a él. Al mismo tiempo, ninguno quiere cargar con la responsabilidad de ser quien dijo la última palabra. De este modo, se estabiliza la nueva situación de triángulo amoroso, aunque no quieras.

Por ahora, él logra que aceptes su otra relación sin engañarte. Al reconocer su error, llorar y enamorarte alivia su malestar, aunque tú quisieras que él vuelva a ser solo tuyo. Mientras tanto, disfrutan y hasta han revitalizado la intimidad con la amenaza de perderla. Todavía es mejor estar juntos que separados. Sin embargo, es muy probable que todo cambie cuando él no sea capaz de elegirte, cuando permanezcas en la misma posición de esposa acongojada pero tolerante por más tiempo.

Cuando sea verdaderamente insoportable para ti, tendrás que ser tú quien pase de la palabra al acto y determinar el futuro de la relación entre ustedes. Quizá no debas esperar tanto.

Mariela Rodríguez Méndez, Máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/sida, psicoanalista

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.