Pregunte sin pena

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

E.R.: Hace un mes terminé una relación de nueve años. Un día nos sentamos a conversar y me dijo que quería terminar. Ya no sentía el mismo amor de pareja. No quería caer en faltas de respeto. Yo la había dejado mucho tiempo sola por mis padres y ese amor se fue apagando. Ella tuvo una discusión muy fuerte con ellos, nos fuimos para su casa y yo iba solo a dormir prácticamente. Esta separación me ha afectado muchísimo. No sé si estoy enamorado, siento soledad o culpabilidad por haberla dejado sola y errar tanto. Le he hablado dos veces y repite lo mismo. La vigilo, la llamo, pero dice que es libre. Quiero olvidarla y siempre me viene a la mente. Necesito un consejo.

Si en verdad no quiere nada más contigo tendrás que asumirlo y aprender de esta experiencia. En el futuro intenta definir mejor tus ideas, sentimientos y expectativas al emprender cualquier decisión.

Tal vez no hablaron suficientemente de aquella discusión con tus padres, ni de la decisión de retornar a su casa. Quizá la castigabas con tus tardanzas por haber protagonizado aquella discusión, causante de un cambio que no querías.

Ella actuó en correspondencia con lo que ya había acontecido. Si la veías tarde en la noche entonces ya habían terminado en la práctica, solo que ella nombró la ruptura y la asumió con todas sus consecuencias.

Decidió romper, pero ya tú la habías dejado sola. Te quedaste inerte en el momento de salir del nido paterno y tomar partido por la relación.

Ahora, una vez más, ella decide sin que estés preparado. Me parece que debes superar tu dificultad para cambiar según las circunstancias, a fin de evitar que otros decidan por ti.

En verdad, eres quien todos los días vives tu vida y has de darte cuenta que todo acto tiene consecuencias. Estas serán más tolerables si defiendes tu deseo.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.