Llegar, pero sin tanto trabajo

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

I.S.: Llevo 7 años con mi esposo. Nos entendemos muy bien en las relaciones sexuales pero me cuesta trabajo llegar al orgasmo. Disfruto cada momento de la relación pero sería mucho mejor si llegara. Los que he tenido han sido por estimulación del clítoris y tengo que acomodarme. Me pregunto si será un trastorno no tener orgasmo sin trabajar en función de ello. La idea es que se llegue el clímax sin tener que estar planificándolo. He conocido muchachas que han tenido hasta dos orgasmos en una relación sexual y veo eso tan, pero tan lejano. Tengo 25 años.

Es de destacar que el disfrute erótico requiere por un lado de prácticas reveladoras de nuestras preferencias y por otro, muy importante, de una posición subjetiva, de una predisposición que no has encontrado aún.

Sería importante aclarar lo que implica ese «trabajar» para ti, porque en ello va parte de los requerimientos de tu cuerpo y tu mente para el máximo disfrute. Habría que comenzar por rescatar eso. Sin embargo, en el amor no es totalmente aplicable el refrán que dice «quien no trabaja no come», justamente porque tener y trabajar suelen asociarse a significados diferentes a los de los verbos querer, desear, disfrutar.

Para las mujeres suele ser difícil aprender a complacerse del acto sexual hasta el clímax, aunque si ya has tenido experiencias orgásmicas no debe estar tan lejano un disfrute sistemático. Existen posiciones durante la penetración donde la pareja logra una estimulación similar a la de las caricias genitales que refieres. Si tu situación persiste, viene bien la consulta psicológica cara a cara. Allí sabrán cómo ayudarte.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.