Orgasmo mediante juegos eróticos

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

G.A.: Hace tres años mantengo una relación amorosa con la cual me siento bien en el sexo. Siempre llego al orgasmo. Pero él quiere que yo lo tenga igual sin penetración a través de los juegos eróticos, y no lo logro. Siento miedo de que se acompleje porque no pueda excitarme de esa forma. Yo le digo que nunca he podido sentirlo así con nadie. Él me entiende perfectamente, pero quiere que lo logre. Tengo 27 años.

Podrían hablar francamente del significado de estas prácticas para ustedes. Quizá tú has dejado de disfrutarlas desde que se convirtieron en la exigencia de un orgasmo con el cual complacer a tu pareja. En cambio, para él esta meta podría ser la posibilidad de convertirse en alguien excepcional en tu vida. De ser así, continuarán intentándolo y con la preocupación.

El hecho de no haber experimentado antes un orgasmo de dicha manera no implica que sea imposible. No obstante, se necesita que la estimulación recibida sea efectiva, es decir, que te guste. Por otro lado, deben mantener el sentido lúdico durante el proceso. Esto último conlleva a olvidarse del orgasmo, que llegará solo en caso de que se cumplan las condiciones anteriores, y si quiere. Jamás podrán traerlo «por encargo».

Aún están a tiempo de inventar nuevos juegos hasta encontrar los más divertidos, aquellos donde él pueda sentir que te ofrece lo más excepcional; al mismo tiempo que para ti sea creíble personificar al ser de sus sueños. Pero para ello necesitan explorar, tanto como comentarse las vivencias y nuevas ingeniosidades.

Nunca olviden unir honestidad y respeto. Este sí que es todo un reto.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/sida y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.