Pregunte sin pena

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

A. R.: Hace un tiempo terminé una relación con una mujer diez años mayor que yo: hermosa, elegante, con sex appeal, instruida y con gran personalidad. Por azares de la vida tuve que hacer de tripas corazón y muy a mi pesar terminar la relación. Mi cabeza me decía termina, pero mi corazón no. Ella se resistió hasta que todo se enfrió. Hasta hoy no he conseguido tener una relación estable. A ella la vi con una nueva pareja y me sentí muy mal. Afloraron muchos recuerdos. He optado por verla lo menos posible y evitar los lugares comunes a ambos para ver si así puedo arrancármela del corazón. Tengo 36 años.

Al parecer actuaste en contra de tu deseo al dejarla y lo haces nuevamente ahora cuando quieres verla (aunque sea lo menos posible) y la evitas. Con huir ante los problemas no se obtienen soluciones, que no han de incluir solo lo socialmente aceptado o el «deber», sino también los sentimientos. La decisión de separarse fue apresurada. No contemplaste tus sentimientos y ellos también te representan. Tal vez había otras maneras de enfrentar esos «azares».

En lugar de evitarla pudiera ser bueno conversar con ella de esos asuntos pendientes, de lo que te gustaría hacer, de lo que apostarías por su compañía. Ya te equivocaste una vez y sería bueno no repetirlo. De lo contrario darías un paso más de privaciones satisfactorias para tu cabeza y dolorosas para tu corazón. De no ser posible recomenzar, estarás más convencido porque lo intentaste aunque no te fue dado, esta vez por razones ajenas a ti. Si usualmente haces «de tripas corazón» terminas dañándote demasiado. Es ese un estilo que podrías revisar con detenimiento. No temas asistir a un especialista.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/sida y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.