Formar nuestra propia familia

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

H.A.: Llevo cinco años con mi pareja y me siento muy afortunada. Me ayuda en todo, es mi amigo, mi cómplice, mi amor. Somos jóvenes y queremos formar nuestra propia familia, ya que tenemos las condiciones económicas y nos sentimos preparados para la responsabilidad. El problema es que llevamos unos meses tratando de tener un hijo sin lograrlo. Siempre me he cuidado y él también, por lo que ahora no sabemos si podemos tener hijos o no. El médico de la familia nos dijo que debíamos esperar un año y medio para ir a la consulta de infertilidad. Otras personas nos dicen que debo dejar de pensar en ello para quedar embarazada. ¿Qué nos recomienda? Tengo 23 años y él 28.

Por ahora, lo más conveniente es seguir amándose y esperar los frutos. El placer favorece el buen funcionamiento del organismo, tanto como los excesos, incluyendo las preocupaciones, lo perjudican. Ustedes aún son jóvenes y este es un factor a favor del logro de su sueño familiar.

Se sospecha la existencia de infertilidad cuando se lleva dos años o más intentando el embarazo sin lograrlo. Durante ese tiempo se puede gestar una nueva vida sin mayores dificultades. Si no sucede, puede iniciarse una investigación médica.

El efecto del uso de anticonceptivos orales y dispositivos intrauterinos puede durar un tiempo después de interrumpir su uso. Los problemas nutricionales, el bajo peso o la obesidad, la fiebre elevada, el consumo excesivo de alcohol y la fatiga crónica también dificultan el embarazo, y lo mismo ocurre con la ausencia de ovulación en la mujer o la producción insuficiente del volumen de espermatozoides en el hombre, así como problemas estructurales del útero o el cérvix. Estos obstáculos se diagnostican mediante pruebas médicas y son menos probables en jóvenes.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.