Pregunte sin pena - Pregunte sin pena

Pregunte sin pena

Autor:

Juventud Rebelde

A.N.: Conocí a un chico de 19 años, gay sin asumirlo públicamente. En su casa le exigen que lleve novias, es excelente estudiante y muy inteligente. Nunca había tenido relaciones sexuales hasta que se inició conmigo en un romance excepcional, gracias a mi comprensión. Parecía feliz pero repentinamente me llama para comunicarme la separación alegando que no le gusto y que se dedicará a sus estudios. Vive en otra provincia y en la última ocasión que me visitó se encontró con un amigo de allá y sintió pánico.

Tu amigo aún no está listo para el cambio que propones y eligió deshacer el lazo del modo más radical. Así puede suceder cuando, de buena fe, compulsamos a alguien a actuar más allá de sus límites. Él decidió ocultar sus gustos y renunciar al placer. Parecía que con tu comprensión había quedado atrás esa determinación, pero un conocido pudo recordarle que nunca estará suficientemente lejos de quienes son importantes en su vida. Mientras él no encuentre otra forma de arreglárselas con sus preferencias y sus seres queridos, difícilmente asumirá una relación de pareja como propones. Renuncia para destacarse en sus estudios como siempre hizo, para hacerse amar por los suyos y por sí mismo.

Para que alguien cambie su manera de vivir se requiere mucho más que una ayuda persuasiva y generosa. No importa cuánto se queje, cuánto diga sufrir. Las elecciones de vida pasan por lo que creemos ser para los demás, lo que creemos determinante del amor que nos tienen y, por supuesto, por lo que nos aporta satisfacción. Logramos influir en alguien cuando actuamos en congruencia con lo que esa persona disfruta y encuentra coherente con su mundo. De lo contrario, nos exponemos al fracaso.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.