Pregunte sin pena

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

I.S.: Mi esposo se separó de mí hace unos meses porque se comentó que yo tenía otra relación en el trabajo. Él no fue capaz de verificarlo antes de terminar conmigo y ahora dice que le falta valor para dar marcha atrás, aunque está arrepentido. Para volver, me pide que no tenga a nadie más durante seis meses, pero él sí tendrá su relación para «actuar» contra lo comentado. Yo no estoy de acuerdo. Todo este tiempo he esperado por él sin hacer caso a otros enamorados. Uno de ellos está bien interesado en mí y no sé qué hacer. Temo incumplir con su petición; pero no veo motivos para complacerlo,  porque ya él verificó que todo era mentira. ¿Y entonces?

No tienes que aceptar su propuesta. Sin embargo, te sugiero preguntarte qué ha estado sucediendo, cómo has contribuido a que todo llegue a ese punto y cuál es tu verdadero interés en seguir amándolo. La fantasía de la infidelidad parece haber permitido un cambio deseado que no encontraba otro camino para realizarse. Resultó muy conveniente el rumor para pedirte un tiempo y probar otra relación. Has consentido fácilmente a su separación y sus reclamos como quien siente que lo merece por algo que sí hizo. Además ya te preguntas qué hacer con ese otro enamorado. Pareciera que ambos están deseando a terceros, pero ninguno quiere reconocerlo y prefieren encontrar pretextos fuera de sí.

Creo pertinente analizar qué sucedía en esa relación, deshecha con tanta facilidad, sin «valor» suficiente para volver atrás. ¿Es que en verdad podría recomponerse? ¿Acaso es lo deseado por ambos? ¿Qué más pasa entre ustedes?

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/sida y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.