Entre el amor y el llanto - Pregunte sin pena

Entre el amor y el llanto

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

N. P.: Vivo una intensa relación amorosa con un hombre un poco mayor que yo. Lo amo mucho y disfruto estar junto a él. Tenemos muy buena comunicación y nos respetamos, aunque él no viva conmigo. No obstante, vivo un episodio que me sorprende y me asusta. Cada vez que terminamos de tener sexo caigo en un llanto incontrolable. No sé las causas, pero es así desde hace un tiempo. ¿Pudiera ayudarme? Tengo 26 años.

Ese llanto entra a dividir esta bella historia de amor en una experiencia también desgarradora. Llama la atención que ubiques el amor y el goce de esta relación esencialmente de tu lado cuando hablas de que vives y amas con intensidad, solo tú, sin aludirlo a él. Pareciera que logras asumir lo que sientes más allá de su posición, lo incluyes solo al referirte a la comunicación y respeto que sí son mutuos. No está nada mal. Pero ese llanto indica que algo te duele con la misma intensidad del disfrute.

De un tiempo para acá surge la angustia del satisfactorio encuentro sexual. El psicoanálisis enseña que orientarnos por este afecto hace descubrir algo de lo que buscamos y somos para los otros, que nos hace vibrar hasta un punto, a partir del cual también sufrimos. Intentar hablar de lo que sientes y esclarecer su causa podría ayudar a aliviar ese llanto tanto como aprender todo lo que te puedan enseñar de ti misma. No obstante, se necesita consultar personalmente a un profesional para que nos ayude. No es suficiente esta consulta a nuestro espacio periodístico.

Vale destacar que este llanto lo diriges a él cuando tuvo lugar la satisfacción del encuentro erótico. ¿Qué podrías desear expresarle con tu llanto? ¿Dónde queda el amor después de tanto goce? ¿Cuál es tu lugar en ese instante?

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.