No sé qué podrá pasar el día de mañana

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

I.P.: Llevo enamorada de un chico cuatro años, lo quiero muchísimo pero él me ve como su hermana. Mi familia y la suya se llevan muy bien y nunca aceptarían lo nuestro. Pero el mayor problema en esta historia es que está a punto de irse del país y tengo miedo de olvidarme de él. Aunque ya me duele quererlo, no sé qué podrá pasar el día de mañana. Necesito una opinión, porque en verdad no sé qué hacer. Tengo 16 años y él 20.

Podrías intentar que te vea como mujer deseable y no como hermana. Pero habrías de tener en cuenta que eso no depende solo de ti. En la elección del amado o la amada hay un punto donde no podemos imponernos desear, implicarnos o amar a una persona o a quienes tienen una cualidad o rasgo específico al que siempre sucumbimos.

Quizá puedas despertarle el deseo si sales de la posición de la hermanita; aunque también  puede suceder que definitivamente no se pueda conectar eróticamente contigo aun cuando se lo proponga.

Ahora te empeñas en desear más que realizar lo deseado. Posiblemente mañana encuentres alguna manera de hacerlo también. Si eso te pone siempre en la posición de hermanita rechazada, entonces deberías cuestionarte tu actuar con un especialista.

Ahora, vale destacar la significación de esta experiencia. Nos dice que vas dejando de ser una niña para convertirte en una mujer que desea y se prepara para amar. No logras encontrar quien te corresponda todavía. Sin embargo, no se excluye la posibilidad de hallar quien posea alguna de las cualidades de este joven, que te lleve a sentir esta misteriosa e intensa atracción en el futuro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.