Perder la erección

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

R.B.: Me encuentro desesperado. Mantengo una relación con mi esposa por más de 14 años, con la cual tengo dos niños. La amo, la deseo y me gusta mucho. Hace dos semana estábamos haciendo el amor y por una preocupación que tenía fui perdiendo la erección y quedamos los dos insatisfechos. Desde entonces, cada vez que estamos en la cama, he sentido el temor de no poder tener una buena erección y no lo he logrado. Mi esposa me recomienda que tenga calma, pues eso pasa, pero estoy desesperado. Pienso que es algo psicológico que me está martillando en cada encuentro, porque lo he intentado solo y sale de lo más bien. Por eso les pido ayuda. He pensado hasta consultar a un psicólogo. Tengo 40 años.

Tienes la respuesta en tus manos. Es preciso que vayas a tu esposa tal como cuando estás solo. La primera vez que quedaron insatisfechos tenías una preocupación, y ahora tienes otras. De manera que no has vuelto a esa cama sin el martillo de la imagen del fracaso. Tu esposa te sugiere de acuerdo con la sabiduría femenina. Esa calma implica dejarse llevar por el deseo y el amor que ella te inspira, olvidando esa imagen no-erecta que es una razón psicológica que lleva a muchos a esta situación.

Estas crisis suelen ocurrir en la vida de todos alguna vez. Lo peor es que se quiera provocar a voluntad lo que exige espontaneidad. Generalmente, suele aparecer una situación que permite dejarse llevar por el deseo y el saber que tienes para amar y disfrutar, de modo que rompas el círculo vicioso.

No obstante, si consideras que la situación se prolonga más de lo esperado, puedes consultar a un psicólogo. Otras cuestiones psicológicas podrían estar en juego para que te resulte tan desesperante una mala racha entre las tantas posibles en cualquier matrimonio.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología Clínica

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.