Cuando ya no es igual

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

Y.Q.: Quisiera que escribieran acerca de lo que sucede en una relación luego del primer impacto. Llevo dos años con mi novio y estoy más que enamorada, pero él no me da señales de sentir lo mismo. Me siento insegura, entonces me muestro celosa y sé que así se daña una relación.

Al parecer los reclamos y celos han sido tu manera de demandar las señales de amor que extrañas, sin encontrar resultados.

Llama la atención que digas estar más que enamorada cuando comienzas afirmando que se acabó el primer impacto de amor. De hecho, eres tú quien siente esa ruptura respecto a ese primer momento y supones que es solo él quien ya no siente igual.

Pides señales que suelen aparecer espontáneamente y se resisten cuando son exigidas. Paradójicamente, se establece una dinámica de reclamos, ataques y defensas, distante de ese primer momento.

Una relación transita por varias etapas y el enamoramiento constituye solo la primera. No faltan las ocasiones para la decepción. Una vez que se consolidan los lazos, se complejiza la articulación entre las pasiones, los compromisos y las identificaciones entre uno y otro.

El amor aparece en ese momento donde es posible romper por discrepancias o desencuentros y en cambio, se apuesta por esa otra persona. Amar requiere los afectos y la creencia que el otro inspira. Pero también, maneras creativas de arreglárselas con lo que va faltando y no funciona tal y como se soñó.

No cualquiera merece que continuemos más allá de los primeros placeres. Solo tú podrás valorar si lo que va quedando resulta merecedor de inventar nuevas maneras de disfrutar esa relación y ratificar su existencia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.