¿Sabías qué?

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

ESTUDIOS RECIENTES DEL INSTITUTO MEXICANO DE SEXOLOGÍA revelan que la insatisfacción femenina y la eyaculación precoz pueden estar asociadas en buena medida a la ignorancia y los estereotipos de género que reinan aún en las mentes de muchas personas, de una mala cultura o educación sexual que hace que mujeres y hombres se repriman ante el goce íntimo.

Según apunta el diario La Jornada, los especialistas señalan como causa de los problemas sexuales, los mitos alrededor del sexo y la idiosincrasia de países como México con una marcada visión machista, donde la religión desempeña un papel de prohibición y represión hacia las manifestaciones de la sexualidad.

La anorgasmia femenina, la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, en la mayoría de los casos no tienen que ver con problemas fisiológicos de los órganos sexuales, sino que devienen consecuencia de factores emocionales, solo solucionados por medio de la terapia de pareja.

Los trastornos sexuales son multicausales, indican las investigaciones, sin embargo en algunos casos pueden deberse a malas experiencias durante las edades tempranas, ante niños poco queridos o estimulados por sus padres y por ende poco sensibles al afecto.

UNA PESQUISA REALIZADA EN LA UNIVERSIDAD ITALIANA DE FLORENCIA apuntó que el consumo moderado de vino tinto con solo unas dos copas puede aumentar el deseo sexual femenino.

El estudio se basó en testimonios de unas 798 italianas de entre 18 y 50 años en la región de Chianti, las cuales fueron clasificadas en tres grupos, según su consumo diario habitual de vino: las que consumían entre una y dos copas de vino, las que bebían menos de una copa diaria y las abstemias.

Las mujeres consideradas sexualmente sanas respondieron un cuestionario con 19 preguntas orientadas a medir su índice de funciones sexuales, una medida usada en otros estudios científicos sobre la sexualidad de la mujer.

Aunque en muchos países la cultura asigna como costumbre el consumo habitual del vino, diversos especialistas han reseñado sobre los muchos beneficios de este líquido, en contraposición con otros sí perjudiciales como la conocida cerveza, que bien podría ser sustituida por esta «bebida de dioses».

De hecho, de acuerdo con las respuestas, el grupo que presentó los mayores índices de deseo fueron las mujeres que tomaban entre una y dos copas diarias.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.