Sabías que...

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

Con la vejiga llena tomamos mejores decisiones, sugiere un estudio realizado en la Universidad de Twente (Holanda) y publicado en la revista Psychological Science. Según Mirjam Tuk, coautora de la pesquisa, mientras controlamos la necesidad urgente de ir al baño mejora globalmente el mecanismo de autocontrol del cerebro, lo que nos ayuda a elegir mejor.

Tuk y sus colegas de la Universidad de Groningen y de la Universidad Católica de Lovaina, diseñaron un experimento en el que varios sujetos bien bebían cinco tazas de agua o tomaban pequeños sorbos de cinco tazas separadas. Tras 40 minutos —aproximadamente lo que tarda el agua en llegar a la vejiga—, los investigadores evaluaron el autocontrol de los participantes, quienes debían escoger entre una pequeña recompensa inmediata y otra más beneficiosa pero a largo plazo. Las personas con la vejiga llena solían optar por estas últimas.

«Escogemos mejor con la vejiga llena», concluye Tuk, que recomienda beber una botella de agua antes de tomar las decisiones que consideremos importantes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.