Efectos de la testosterona

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

Desde hace décadas los niveles altos de testosterona suelen asociarse a una mayor agresividad sexual y social (sobre todo en hombres, cuyas cantidades naturales son como promedio diez veces mayores), pero el neuroeconomista suizo Ernst Fehr considera que el rol de la testosterona es empujar al ser humano a buscar un estado superior.

Este investigador de la Universidad de Zurich consideró que algunas mujeres se vuelven más generosas y justas cuando reciben una dosis de la controvertida hormona. Su estudio, comentado originalmente por la revista The Scientist, consistía en un juego de negocios posterior a la ingesta de una píldora que podía contener un placebo o la hormona en cuestión.

En total participaron 120 mujeres. Las que sí recibieron la dosis se mostraron por lo general más ágiles y justas a la hora de repartir el dinero, pero casi todas las que creían haber recibido el tratamiento —tuvieran o no razón— se mostraron egoístas y tomaron más riesgos, convencidas de que esa era la actitud esperable tras el aumento de la hormona.

Al respecto, el investigador norteamericano George Wilson opinó que tal actitud habla del doble papel que la biología y el ambiente desempeñan en la estructuración del comportamiento: la personalidad, la cultura y la sociedad influyen más en nuestra conducta que nuestras hormonas, concluyeron los investigadores.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.