Bebidas energéticas disparan alertas médicas

La mayoría de los casos registrados son adolescentes o adultos jóvenes, que muchas veces no tienen conciencia del riesgo que entrañan estos refrescos

Autor:

Juventud Rebelde

El número de ciudadanos que acuden a las salas de emergencia de los hospitales tras consumir bebidas energéticas ricas en cafeína se duplicó entre los años 2007 y 2011, indicó un informe de las autoridades federales de salud de Estados Unidos.

La Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de EE.UU. reveló un estudio en el que detalla que en el 2007 alrededor de 10 000 personas recibieron tratamiento médico tras consumir este tipo de bebidas mientras que en 2011 la cifra alcanzó las 21 000.

El 58 por ciento de las visitas a emergencias en el 2011 solo tuvieron que ver con las bebidas energéticas, mientras que el otro 42 por ciento de los pacientes mezclaron las bebidas con el uso de drogas o alcohol.

Según el estudio, la mayoría de los casos registrados fueron en adolescentes o adultos jóvenes, aunque el número de personas a partir de los 40 años que llegaban a emergencias tras consumir estas bebidas se incrementaron en un 279 por ciento durante esos cuatro años, pasando de casi 1 400 a unas 5 200.

Los síntomas presentados por los pacientes iban desde el insomnio, el nerviosismo, los dolores de cabeza y los latidos cardíacos acelerados hasta las convulsiones.

Las autoridades de salud advierten que las bebidas energéticas contienen altas cantidades de cafeína, que puede estimular tanto el sistema nervioso central como el sistema cardiovascular.

Los niveles de cafeína en las bebidas varían de unos 80 miligramos (mg) a más de 500 mg por lata o botella, según el informe, mientras que una taza de 5 onzas de café contiene 100 mg de cafeína, y una lata de 12 onzas de refresco contiene unos 50 mg de cafeína.

Las bebidas también pueden contener otros ingredientes que podrían fomentar aún más los efectos estimulantes de la cafeína.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.