Trastorno obsesivo compulsivo podría estar asociado a actividad neuronal deficiente - Ciencia y Técnica

Trastorno obsesivo compulsivo podría estar asociado a actividad neuronal deficiente

Investigadores hallaron el origen de esta disfuncionalidad y su posible vía de tratamiento, asociada a técnicas de optogenética

Autor:

Juventud Rebelde

Dos instituciones científicas estadounidenses que investigaban por separado las causas del trastorno obsesivo compulsivo (TOC) hallaron su origen y una posible vía de tratamiento, tras emplear técnicas de optogenética para explorar las causas subyacentes de un trastorno aún sin tratamiento efectivo.

Según un artículo de la revista Science, expertos de la Stanford University School of Medicine y del Massachusetts Institute of Technology (MIT) sugirieron que el TOC podría estar causado por pequeños, pero repetidos brotes de actividad neuronal anormal.

Los trastornos se caracterizan por pensamientos indeseados e invasivos (obsesiones) y comportamiento repetitivo y ritualista (compulsiones), que pueden limitar a los millones de personas afectadas mundialmente.

Para el descubrimiento el equipo de Stanford, coordinado por Susanne Ahmari, implantó opto-electrodos en cerebros de ratas y los utilizaron para simular neuronas en las regiones de la corteza orbitofrontal y el estriado ventromedio, previamente asociados con el TOC.

La estimulación optogenética repetitiva de dichas regiones con apenas cinco minutos diarios durante varios días causó que los ratones incrementaran un comportamiento obsesivo-compulsivo denominado acicalamiento.

Tal actitud persistió en los ratones durante dos semanas tras la estimulación optogenética y, según los investigadores, al sexto día las neuronas en la corteza orbitofrontal y el estriado ventromedio se disparó sin necesidad de un detonante externo.

Asimismo, observaron que la fluoxetina, que es el tratamiento de primera línea para el TOC, podría ser utilizada para detener el comportamiento obsesivo compulsivo.

A su vez, Eric Burguiare y colegas del MIT utilizaron técnicas de optogenética para bloquear el comportamiento repetitivo y compulsivo en ratones diseñados genéticamente para que les faltara el gen Sapap3, causante de un acicalamiento excesivo.

Algunos de los síntomas más frecuentes del TOC son las obsesiones y fobias, ideas agresivas o de contenido sexual, la escrupulosidad y religiosidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.