La NASA afirma que no podrá detectar a tiempo asteroides peligrosos

La Administración Norteamericana de la Aeronáutica y el Espacio ha afirmado que no cumplirá el objetivo de identificar un 90 por cierto de dichos objetos para 2020

Autor:

Juventud Rebelde

La Administración Norteamericana de la Aeronáutica y el Espacio, (NASA, por su sigla en inglés), no podrá cumplir con su objetivo de detectar el 90 por ciento de los asteroides cercanos y potencialmente peligrosos, de 140 metros o más, propuesto para el 2020.

El inspector general de la NASA (Administración Norteamericana de la Aeronáutica y el Espacio), Paul Martin, dijo que «dado el ritmo del trabajo y los recursos actuales, esa organización ha afirmado que no cumplirá el objetivo de identificar un 90 por cierto de dichos objetos para 2020».

Recreación de un asteroide pasando cerca de la Tierra.

Asimismo señaló que la razón es el poco personal del que disponen, así lo indica un informe de 32 páginas titulado Los esfuerzos de la NASA para identificar objetos cercanos a la Tierra y mitigar peligros, elaborado por Martin.

La razón principal de esta ausencia de cooperación es la falta de planificación y recursos, dado que el programa solo gasta un 7 por ciento del presupuesto de 40 millones de dólares para la planificación de estrategias de defensa y evacuaciones de emergencia.

Sin embargo la agencia ha encontrado un 95 por ciento de los asteroides mayores y potencialmente más destructivos, los que miden aproximadamente 1 km o más de diámetro.

Hace unos 66 millones de años, un objeto de 10 kilómetros de ancho golpeó lo que hoy es la península de Yucatán en México, provocando cambios climáticos globales, que se cree llevaron a la desaparición de los dinosaurios y la mayoría de las otras especies vivas en ese momento.

En febrero de 2013, se produjo una explosión sobre Chelyabinsk, Rusia, la cual produjo graves daños en la zona afectando a más de 1000 personas. Se estima que la energía liberada a la atmósfera equivalía a 30 bombas atómicas.

En su investigación, Martin también afirma que «los eventos de tipo Chelyabinsk ocurren cada 30 a 40 años», generalmente en el océano y no en zonas pobladas.

Se calcula que el volumen de cristales rotos por causa de la onda expansiva de las explosiones 
supera los 100 000 metros cuadrados,  y los perjuicios sobrepasan los 1000 millones de rublos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.