Responden queja de Cantándole al Sol

El pasado 21 de marzo, y desde Placetas, Villa Clara, Yamilet Beltrán Aquino contaba que su hija María Fernanda Pardillo Beltrán, de 13 años, participó el 19 de julio de 2017 en el festival provincial Cantándole al Sol y que obtuvo el gran premio a esa instancia, el de la popularidad y el de la mejor composición, con la canción Ronda a Teresita, dedicada a la gran cantautora Teresita Fernández.

Lo sorprendente, acotaba, es que para el certamen nacional de Cantándole al Sol no seleccionaron a María Fernanda, sino a un niño de Remedios que ni siquiera obtuvo mención en el festival provincial.

Yamilet llamó a la Organización de Pioneros José Martí en Villa Clara y preguntó a la funcionaria que la atendió: « ¿Por qué mi hija, siendo la ganadora, y obteniendo incluso los tres premios, no fue seleccionada?». Y la funcionaria le respondió que fue decisión de La Habana y no tenía reclamación, que no dependía de ellos y tampoco entendían.

La madre llamó al Centro Nacional de Casas de Cultura y planteó su insatisfacción, al tiempo que solicitó le explicaran el porqué de la selección. Pidió conversar con un metodólogo de Música, y le dijeron que volviera a llamar solicitando la extensión 115. Llamó en varias ocasiones y nunca le respondieron. Consideró que fue injusta la decisión del jurado nacional.

Aymara Guzmán Carrazana, presidenta nacional de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), y Marta Bonet, presidenta del Instituto Cubano de la Música, responden que el festival Cantándole al Sol estimula la creación musical para niños y adolescentes, amplía el diapasón musical del repertorio infantil y promueve su divulgación y promoción por los medios de comunicación.

Las bases del concurso establecen que pueden participar  autores de música para niños y adolescentes, en igualdad de condiciones: ya sean profesionales o aficionados, niños o adultos, con obras inéditas y sobre temas para esas edades. Se premian las mejores obras en composición sin establecer lugares, y además se pueden reconocer otras por el tema que abordan y por interpretación. Igualmente, se otorga el premio de la popularidad.

El documento que rige el festival contempla la conformación de los jurados a nivel provincial y nacional. Lo primero a valorar es la canción como composición, su calidad, y si reúne los parámetros como obra musical. Una vez que se selecciona como composición es que se tiene en cuenta la interpretación.

Los parámetros para la selección son: originalidad, tratamiento de la morfología y armonía del género escogido, concordancia entre texto y música, dominio por el compositor de la extensión y tesitura propias de los intérpretes, así como temáticas apropiadas a fomentar entre niños y adolescentes.

Sobre el recién concluido festival, explican que el proceso se desarrolló en 14 provincias, y como resultado se recibieron a nivel nacional 81 composiciones, de las que resultaron finalistas 12 canciones, de nueve territorios. En  Villa Clara el jurado evaluó 12 obras: de ellas, cinco fueron premiadas en composición, entre ellas Ronda a Teresita, la que fue premiada por la popularidad e interpretación.

«Yamilet Beltrán Aquino sostiene que la composición Remedios tiene su swing no obtuvo siquiera una mención en el festival provincial. Sin embargo, en la investigación realizada se comprobó que la canción fue premio en composición, motivo por el cual se remitió por la dirección de los Pioneros de Villa Clara a la Presidencia Nacional de la OPJM para ser evaluada por el jurado nacional», afirman.

De acuerdo con las bases del evento, refieren, las 81 obras recibidas en la Presidencia Nacional de la OPJM fueron valoradas en igualdad de condiciones por el jurado nacional, quien determinó, a partir de los parámetros ya explicados, la selección de 12 obras finalistas.

El jurado lo integraron profesionales de alta jerarquía artística en sus respectivas especialidades, con una trayectoria en los campos de la música, la musicología, composición, interpretación y literatura. Sus miembros han participado con anterioridad en eventos de similares características, y acumulan experiencia para realizar las valoraciones exigidas con total imparcialidad.

Por ser un tema tan sensible, se creó un grupo de trabajo integrado por la Presidencia Nacional de la OPJM, el Consejo Nacional de Casas de Cultura y el Instituto Cubano de la Música, para investigar el caso. Se hizo un riguroso análisis en la dirección de la Organización y las instituciones de Cultura que participan en este proceso tanto a nivel nacional como en Villa Clara.

Faltó en el territorio, señalan, la adecuada y oportuna información a los participantes en el concurso y sus familiares, sobre sus bases y resultados. Y dieron respuesta a los padres de María Fernanda Pardillo Beltrán el 3 de abril en la persona de Aymara Guzmán Carrazana, presidenta de la OPJM.

Ese momento sirvió para esclarecer sus inquietudes sobre el concurso y sus insatisfacciones por el tratamiento dado a la obra Ronda a Teresita, ante lo cual ambos padres mostraron su conformidad.

«La Presidencia Nacional de la OPJM, junto a las instituciones que intervienen en el concurso, continuaremos trabajando para lograr en próximas ediciones su más alta calidad y absoluta trasparencia», concluyen.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.