Frente al espejo

Otra mirada a la desventura

«Estoy complacido por el tema que expuso en la sección sabatina La Crónica (¿Normales los felices?, Jesús Arencibia Lorenzo, 20 de noviembre). Por su excelencia, usted tributa a aquellos que, por esos descalabros de la vida, no pueden gozar de lo que la belleza de la naturaleza y la existencia nos otorga a los que aparentemente estamos buenos y sanos.

«Su texto es, además, un llamado a aquellos que se mofan de las desventuras ajenas y no piensan que algunos de sus familiares pueden padecerlas. Quién sabe si ellos mismos tengan que atravesar por un hecho así. Felicidades por hacernos ver lo humano que aún existe en muchas personas y por lo que aún debe vivir en nosotros». (Alfredo Fundora, profesor de Historia de Cuba en la CUJAE)

«Leo semanalmente su sección y lo felicito por mantener vivo el recuerdo a las cosas de nuestro pasado. Como dijo Martí, “El vino, de plátano; y si sale agrio, ¡es nuestro vino!” (Hoteles, Ciro Bianchi Ross, página de Lectura, 14 de noviembre). Y a partir de esas imágenes es que los jóvenes de la tercera edad recordamos con nostalgia los años de nuestra niñez y juventud. “Juventud, divino tesoro, que te vas para no volver…”». (Agustín)

«Todos estamos de acuerdo con la necesidad de ahorrar el agua; y los pequeños gestos que podamos hacer en nuestros hogares, si se suman, permitirían ahorrar millones de metros cúbicos de esta preciado, escurridizo y escaso recurso (Y tú, por qué tiras el agua, Luis Sexto, sección Coloquiando, 29 de octubre). Pero hay un aspecto que no depende de los usuarios, y que impide que nos llegue casi la mitad del agua bombeada. Me refiero al deterioro de las redes de suministro. El adecuado mantenimiento de estas permitiría ahorrar también...». (Pepe)

Vida en medio del fuego se tituló un reportaje que publicamos el 16 de noviembre (Ana María Domínguez Cruz). Allí se dio el 106 como teléfono para recabar el servicio del Cuerpo de Bomberos, cuando en realidad el número es 105. El trabajo también explicó de qué manera está constituido el Sistema Nacional de Protección contra Incendios en nuestro país. En la referencia hecha a la labor de la Agencia de Protección contra Incendios faltó citar este dato: esa entidad también se encarga de la revisión y certificación de proyectos en materia de protección contra incendios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica