Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Lectura

Bando de Piedad (II y final)

15 de Noviembre del 2014 20:35:27 CDT

La noticia la indignó y supo que no podría permanecer con los brazos cruzados. No solo debía obtener la liberación de dos niños, vendidos a un circo por su propio padre a cambio de 2 000 pesos, sino el castigo de los culpables, tanto del vendedor como del que los había adquirido. Corría el mes de mayo de 1920 y Jeannette Ryder, una norteamericana llegada a Cuba tras el cese de la Guerra de Independencia y que en 1906 fundara en La Habana el Bando de Piedad para proteger y ayudar a seres desvalidos e indefensos, fueran humanos o animales victimizados por el hambre, la crueldad y el maltrato, no midió de inicio las dificultades de la empresa que afrontaba. Hasta ahí su quehacer en favor de niños desamparados y mujeres y ancianos desvalidos y también bestias de tiro y de perros y de gatos callejeros, la hacía centro de burlas y sarcasmos. Ahora, en su lucha por la liberación de los niños, enfrentaría algo peor, la cárcel.

Bando de Piedad (I)

8 de Noviembre del 2014 19:14:59 CDT

Imagine el lector la guerra que estarían dando los mosquitos que, a mediados del siglo XVI, los habaneros ofrendaron 32 corridas de toros a San Cristóbal de La Habana para que los sacara de la villa y, de paso, se llevara con ellos moscas, bibijaguas y hormigas.

El yerno cubano de Juárez

1 de Noviembre del 2014 19:22:02 CDT

Dos patrias tuvo el poeta Pedro Santacilia. Cuba, donde nació y a cuya independencia consagró buena parte de sus energías y desvelos, y México, cuando ese país vio amenazada su soberanía por la intervención napoleónica y el imperio de Maximiliano. Se puso entonces al lado de Benito Juárez, a quien había conocido en sus días de emigrado en Nueva Orleans. Llegaría a ser un estrecho colaborador del político mexicano y terminaría casándose con su hija primogénita. Juárez le confió la protección de su esposa en los días más difíciles de la guerra.

De león a mono

25 de Octubre del 2014 18:27:51 CDT

Un lector de Sancti Spíritus que firma su mensaje solo con su nombre de pila —Miguel— y dice ser trabajador del Poder Popular en esa provincia, dice que recuerda haber leído, cree que en este mismo diario, la historia de un hombre que, en un circo de Matanzas, se enfrentó con un mono y que quedó tan mal parado en el combate que no alcanzó a cobrar al final la recompensa. Refiere que días atrás comentó este incidente con su esposa y que la señora se resiste a creerlo, pide al escribidor que precise el asunto.

Otra tarde en Kuquine

18 de Octubre del 2014 22:09:03 CDT

El dictador Fulgencio Batista tenía una forma muy particular de apropiarse del dinero del Estado. Su posición política privilegiada, dice Guillermo Jiménez en su libro Los propietario de Cuba; 1958, le dio la oportunidad de aprovecharse de manera asombrosa de la política de financiamiento y concesiones promovida por las instituciones bancarias estatales dirigida por Joaquín Martínez Sáenz, presidente del Banco Nacional, bien mediante la requisa de esos financiamientos o mediante el cobro, a través de terceros, de una elevada gabela en especie a aquellos empresarios beneficiados por tal original forma de malversación que implantó.

Una tarde en Kuquine

11 de Octubre del 2014 22:53:33 CDT

Esta semana el escribidor estuvo en Kuquine, la finca de recreo del dictador Fulgencio Batista, convertida ahora en un centro de descanso y recreación. Tras el triunfo de la Revolución, el predio, con el nombre de Libertad, pasó al Ministerio de Educación, y su casa principal fue sede, sucesivamente, de un instituto tecnológico, una escuela primaria y una escuela especial y también, por no dejar de ser, sirvió como albergue a familias que quedaron sin techo. Un buen día, la dirección provincial de Alojamiento decidió convertirla en un sitio de recreo y esparcimiento. Por un precio módico en moneda nacional puede el cubano disfrutar de sus instalaciones, incluida su fabulosa piscina.

Mojica y otras cuestiones

4 de Octubre del 2014 19:08:58 CDT

Varios mensajes electrónicos y no pocas llamadas motivó la página sobre la visita a Cuba, en 1931, del tenor mexicano José Mojica. En general, reprochan al escribidor no haber aludido en su crónica a una segunda visita a la Isla  del hombre que, a la muerte de su madre, tomara los hábitos religiosos y, con el nombre de José Francisco de Guadalupe y luego de hacer voto de pobreza, se internara en un convento de los Andes peruanos.

Un romance habanero de Aceves Mejía

27 de Septiembre del 2014 19:16:04 CDT

Miguel Aceves Mejía, uno de los tres grandes de la canción ranchera, vivió un romance fugaz con una muchacha cubana.

Mojica en La Habana

20 de Septiembre del 2014 18:59:30 CDT

La escritora cubana Dulce María Loynaz —premio Miguel de Cervantes, 1992— dice en sus memorias que el actor y cantante mexicano José Mojica hizo perder la razón a los habaneros durante su visita de finales de 1931. «Para ensalzarlo o vituperarlo, ningún artista ha levantado aquí clamor semejante», precisa la autora de Jardín y Últimos días de una casa, mientras que el llamado Valentino de la ópera escribiría por su parte: «Si tuve grandes alegrías en La Habana, también sufrí grandes dolores».

El crimen del Almendares y otras respuestas

13 de Septiembre del 2014 18:22:37 CDT

El lector Rafael Rodríguez Muñiz pide en su correo electrónico que refiera el caso del asesinato de la polaquita Sima Rasbasky, una muchacha que apareció apuñalada en las márgenes del río Almendares. El suceso ocurrió durante la presidencia del doctor Ramón Grau San Martín (1944-48) y, comenta Rodríguez Muñiz, es un caso que ha permanecido en su memoria. Él era adolescente y alguien le contó que había coincidido con Sima Rasbasky en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Nunca se conoció el móvil del hecho ni se supo quiénes fueron los asesinos. ¿Drama pasional, venganza, extorsión, escarmiento?, pregunta el lector y dice que le gustaría saber la versión que el escribidor tiene del asunto.

Del Pabellón, El Gato y otros lugares

6 de Septiembre del 2014 20:32:00 CDT

¿Qué hubo en la esquina de 23 y N antes de que se construyera allí el Pabellón Cuba? Cuando se conoce que ese edificio que conjuga, dicen los especialistas, una gran sencillez formal con una elegante monumentalidad, se construyó en 1963, se llega a la conclusión de que el área que ocupa fue uno de los últimos espacios yermos de la Rampa habanera. Tal vez el último.

Satira otra vez

30 de Agosto del 2014 22:52:08 CDT

Con relación a la página dedicada al cantante puertorriqueño Daniel Santos, que apareció el pasado 20 de julio, inquiere el lector René Rodríguez Rivera sobre la historia de Satira. Tenía él, dice, 13 o 14 años cuando ocurrió el incidente y no puede recordarlo en todos los detalles. El tema en cuestión lo abordó el escribidor en este mismo diario hace ya mucho tiempo; nada menos que el 10 de noviembre de 2002.

Milanés cumplió 200 años

23 de Agosto del 2014 19:30:24 CDT

Cintio Vitier le llama «el obseso». Otros, más bruscos, menos delicados, le llaman «el loco». El desdichado poeta José Jacinto Milanés pasó la mitad de su vida en la noche de la locura.

Otra noche en Tropicana

16 de Agosto del 2014 21:13:58 CDT

Lo dijimos la semana anterior en esta misma página: Martín Fox fue el hombre que hizo grande a Tropicana. Era un jugador, pero, al igual que otros de su misma especie, rara vez se acercó al juego para apostar. Lo hacía para ganar. Si con él entró por la puerta ancha en Tropicana el juego de azar, no es menos cierto que le interesó llevar las posibilidades del cabaré hasta sus últimas consecuencias. El juego fue para él un medio de vida y la forma de acceder a un universo social que tal vez de otra forma le hubiera sido vedado. El cabaré, en cambio, fue su sueño. En sus memorias, publicadas en Nueva York en el año 2005, bajo el título de Tropicana Nights: The Life and Times of the legendary Cuban Nightclub, su esposa Ofelia dice que el cubano es capaz de sacrificarlo todo a cambio de un minuto de placer. Martín Fox proporcionaba ese placer en una esplendente sala de fiesta en la que al compás de la mejor música y una atrevida coreografía se movían, ligeras de ropa, las más despampanantes mulatas del Caribe.

Tropicana camino de sus 75

9 de Agosto del 2014 19:11:45 CDT

Por increíble que parezca, el cuartel de bomberos de Magoon, en la calle Zulueta, carecía de agua y los carros-bomba debían tomarla de un hidrante situado en las inmediaciones del cine Payret.