Guillermo Cabrera Álvarez

La tecla del duende

Sadae

Faltan cinco domingos para vernos en Guaracabulla, y 27 días para el cierre del concurso che50@jrebelde.cip.cu, donde debes contestar: ¿En qué te acompaña Che en tu vida cotidiana?

Diviértanse ahora con este gracioso envío sobre el Síndrome de Atención Deficiente Activado por la Edad (SADAE).

Se manifestó así: Decido lavar el carro. Voy al garaje, veo el correo en la mesa. Decido revisarlo antes de lavar el carro. Dejo las llaves del auto en la mesa, voy a tirar los sobres vacíos y las propagandas en la basura, y veo que está llena. Dejo las cartas —entre las que hay una factura— y saco la bolsa de basura afuera.

Pienso que, como estoy afuera, puedo pagar la factura con un cheque y echarlo en el buzón. Saco del bolsillo la chequera y veo que queda uno solo. Voy al escritorio a buscar otra, y encuentro el refresco que tomaba y dejé olvidado. Saco la lata y me doy cuenta de que está caliente, por lo que la llevo a la nevera.

Al ir hacia allá me fijo que el jarrón de flores está sin agua. Dejo el refresco y descubro los espejuelos que estuve buscando toda la mañana y los llevo al escritorio, después de poner agua a las flores. Lleno una jarra de agua en la cocina y, de repente, veo el control remoto del televisor.

A alguien se le olvidó en la mesa de la cocina, (anoche estuvimos buscándolo como locos). Decido llevarlo donde debe estar, en cuanto ponga el agua a las flores. Echo un poquito de agua a las flores y la mayor parte se derrama, por tanto, vuelvo a la cocina, dejo el control remoto sobre la mesa, y agarro un trapo para secar. Voy hacia la sala tratando de acordarme de qué quería hacer con estos trapos.

Al final de la tarde: el carro sigue sin lavar, no pagué la factura, el cubo de la basura está lleno, hay una lata caliente de refresco en la barra, las flores siguen sin agua, continúa un solo cheque en la chequera, no consigo hallar el control de la tele, ni mis espejuelos, ¡y no tengo ni idea de dónde están las llaves del carro!

¿Cómo puede ser, que sin haber hecho nada, esté tan cansado? ¡Y no te rías porque te va a pasar!

Graffiti

Mami: Siento no poder ser tu mejor psicóloga, al menos soy tu mejor amiga. Ingrid

Grevin: No me perderás porque siempre sabré hallarte. Tu jevita

Muchacho de sonrisa besable: Sé que te he perdido y me quedaré en ti, como huella de tu rebeldía. Atrévete: impídele al miedo inmovilizar tus alas ¡vuela! hacia la verdad, sé quien quieres ser y no quien eres. Mi puerta está abierta, y disponible mi literatura. Tu fantasía de otros tiempos

Héctor: «Someday, somewhere...» PR

Regalo de jueves

La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior, sino del lado para ser igual. Debajo del brazo para ser protegida. Y al lado del corazón para ser amada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.