El Duende

La tecla del duende

Sola y juntos

Por estos días —nos recuerda Aidelis Lizandra—, se cumplió un año más de que partiera al encuentro de su amor la mexicana Rebeca Méndez Jiménez. Tal vez su solo nombre nos diga poco; pero si aclaramos que se trata de «la loca del muelle de San Blas», comenzamos a relacionarla de inmediato con esa conmovedora historia narrada por el grupo Maná.

Cuentan que cuando, con 63 veranos, se unió definitivamente al mar, hecha cenizas, Rebeca llevaba ya 41 años esperando a Manuel, el hombre con el que iba a casarse, y que no volvió de ese mismo mar. Cuatro días antes de la boda, se despidieron en el muelle de San Blas. Él nunca regresó y ella permaneció esperándolo, vestida de novia, con la razón extraviada en la sal del desconcierto.

Fher, cantante de Maná, conoció a la singular mujer en Puerto Vallarta, donde vendía dulces, con el blanco atuendo de su compromiso. El resultado fue un tema musical amado por muchos, que forma parte del álbum Sueños líquidos (1997). En el misterio azul, Rebeca y Manuel, al fin juntos, también deben cantarlo.

En el muelle de San Blas

Ella despidió a su amor/ él partió en un barco/ en el muelle de San Blas/ él juró que volvería/ y empapada en llanto ella juró/ que esperaría/ miles de lunas pasaron/ y siempre  ella estaba en el muelle/ esperando/ muchas tardes se anidaron/ se anidaron en su pelo/ y en sus labios/ Llevaba el mismo vestido/ y por si él volviera/ no se fuera a equivocar/ los cangrejos le mordían/ su ropaje, su tristeza/ y su ilusión/ y el tiempo escurrió/ y sus ojos se le llenaron/ de amaneceres/ y del mar se enamoró/ y su cuerpo se enraizó/ en el muelle// sola... sola en el olvido/ sola... sola con su espíritu/ sola... con su amor el mar/ sola... en el muelle de San Blas// Su cabello se blanqueó/ pero ningún barco/ a su amor le devolvía/ y en el pueblo le decían/ le decían la loca/ del muelle de San Blas/ Una tarde de abril/ la intentaron trasladar/ al manicomio/ nadie la pudo arrancar/ y del mar nunca jamás/ la separaron// sola... sola en el olvido/ sola... sola con su espíritu/ sola... con su amor el mar/ sola... en el muelle de San Blas/ se quedó, se quedó sola, sola/ se quedó, se quedó/ con el sol y con el mar/ se quedó ahí se quedó/ hasta el fin/ se quedó ahí/ se quedó/ en el muelle de San Blas oh. sola, sola se quedó/ sola.

Tuneras

Mañana, en su horario habitual, los tecleros de la escuela Rita Longa, en Las Tunas, tendrán su peña. En la tertulia mayor (Centro Huellas), se cocina el cumple de octubre. Los interesados en participar: contactar a Nieves.

Grafiti

Venecia: Hiciste blanco en mi corazón con una barra de chocolate. Beijing

Tuti: De una orilla a otra eres el mar que me inunda. Te amo. Tu 3.14SA

Salas y Deivys: Que este año sea tan solo el boleto a la eternidad. A y J

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.