Guevariano - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

Guevariano

Aunque los sentimientos no crean en cifras redondas, siempre los aniversarios cerrados sirven de pretexto a la memoria. 2017 es año exactamente guevariano. Hace 20 almanaques el insurgente argentino regresó de Bolivia a Santa Clara. Cinco décadas atrás, en 1967, salió por la puerta de La Higuera hacia la inmortalidad. Y 60 años antes fue designado por Fidel como el primer Comandante del Ejército Rebelde. Casa de las Américas publicó recientemente Ernesto Guevara. También conocido como el Che, apasionante biografía de Paco Ignacio Taibo II. La bondad de Aylen me lo hizo llegar. Aquí les van fragmentos de las palabras iniciales del autor:

«El Che fue desde su primera juventud un aventurero, vagabundo y romántico. Tragador de tierra ajena, paracaidista en territorios desconocidos, practicante de una ética de las emociones que mandaban sobre los límites oscuros de la razón. (…). // Recuperar al Che hoy es recuperar palabras como estas, recuperarlas en sus sentidos originales. Romántico: aquel que acaricia las ideas amorosamente, las ideas más allá de su viabilidad. Vagabundo: aquel que concibe el mundo como un escenario de viaje permanente en el que no hay que apoltronarse y detenerse. Aventurero: aquel que concibe la vida como una aventura cuyas consecuencias resultan incalculables. Y junto a ellas, palabras como utópico (aquel que cultiva el amor por la utopía), informal (aquel que prescinde y está en contra de las formas), irreverente (aquel que no hace reverencias ante ninguna forma de poder), igualitario (aquel que practica la igualdad en el reparto de los bienes y las miserias), imprudente (aquel cuyo lenguaje y cuyos actos no miden consecuencias y que ha perdido el conservador sentido de la prudencia). // Palabras que asocio fuertemente a la imagen del Che, que crece conforme escribo sobre él.

«(…) Soy plenamente consciente de que desmitificar al Che, rehumanizar su mito por la vía literaria (…), contar minuciosamente sus historias, es colaborar a la remitificación, y no me preocupa. Creo en el derecho de los ciudadanos a los mitos».

Holguineros y Las Tunas

Cincuenta y tres tecleros de Holguín estrenaron el año en expedición hasta el cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba. Allí presenciaron el diálogo de montañas entre José Julián y Fidel. De eso hablarán en su peña, este sábado, a las 10:00 a.m., en la Casa de la Prensa.// Los tuneros se encontrarán también el sábado, a las 3:00 p.m., en la Casa de la Décima.// Y hoy, a las 2:00 p.m., ocurrentes de la Escuela Rita Longa tendrán su cita.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

El nuevo presidente