Insta Felipe Pérez Roque a los jóvenes a alzarse sobre dificultades y peligros

Anunció la decisión del Partido y el Gobierno de  incrementar los estipendio para los estudiantes del curso regular diurno y los de las carreras Especial y Preescolar, entre otras medidas

Autor:

Juventud Rebelde

El pueblo quiere y respeta a la FEU, conoce su historia y admira a sus mártires. Nuestro Partido confía en los jóvenes, especialmente en los estudiantes, llamados hoy y mañana a construir y defender el socialismo en nuestro país, expresó el canciller Felipe Pérez Roque al pronunciar las palabras de clausura.

«Al felicitarlos por este Congreso, valiente y comprometido, les recordamos que la tarea principal planteada por Fidel a la FEU en el acto del 17 de noviembre del 2005, en el Aula Magna, fue la defensa de la Revolución y el socialismo en nuestra Patria».

Pérez Roque destacó que el Partido y el Gobierno prestaron mucha atención a las discusiones desde que se inició el proceso en la brigada. «Sabemos que se ha debatido con amplitud sobre el funcionamiento de la FEU, las necesidades materiales no resueltas aún en las universidades, las dificultades con los libros de texto, las medidas para mejorar la calidad de la docencia, y en particular conocemos el serio y maduro debate sobre la responsabilidad de los estudiantes con la continuidad histórica de la Revolución».

El Canciller afirmó que este fue un Congreso muy distinto, porque la FEU y la Educación Superior han tenido muchos cambios revolucionarios y profundos. «Empezó por las más de 11 000 brigadas y ha durado nueve meses, ha sido un proceso profundamente democrático y enriquecedor. Antes teníamos la FEU en todas las provincias, y ahora funciona en todos los municipios del país».

Y significó que al concluir esta cita, cada presidente municipal se llevará una bandera de la FEU para su territorio.

«Nunca fue tan estrecha como ahora la relación de la FEU con el pueblo y con las tareas principales de la Revolución. El nacimiento de las BUTS y su participación en tareas esenciales de la Batalla de Ideas, no solo fue una prueba de la confianza de Fidel en los estudiantes universitarios, sino testimonio de la madurez y espíritu revolucionario de los herederos del ejemplo de Mella y José Antonio».

Pérez Roque dijo que Fidel estuvo muy al tanto del desarrollo del Congreso. «Sabemos de los incontables mensajes de aliento enviados a nuestro Comandante en Jefe desde las aulas universitarias. Él ha estado informado de los pormenores del Congreso, y seguirá el trabajo posterior que todos tenemos que hacer para dar continuidad en los hechos a estos debates».

Significó que en la medida en que se fueron conociendo las inquietudes, y principales planteamientos, estos se fueron revisando con los ministerios e instituciones correspondientes.

«Es por eso que el compañero Raúl me orientó comunicarles que, a partir de una propuesta de la FEU y de la UJC, en función de los planteamientos más recurrentes en las discusiones de las brigadas, el Partido y el Gobierno han aprobado: El incremento del estipendio para los estudiantes del curso regular diurno en rango por años de 50, 75 y cien pesos; así como el incremento a 213 pesos del estipendio de los estudiantes de las carreras Especial y Preescolar de la enseñanza pedagógica.

«Además, que se extienda la bonificación del pago del 50 por ciento del pasaje para la transportación por ómnibus de la empresa Astro; así como que se aseguren dos pasajes al año para los estudiantes becados, de ida y regreso, para sus provincias de residencia.

«No todas las inquietudes de los estudiantes podrán tener solución inmediatamente —apuntó—, pero esta respuesta que hoy damos a conocer es una prueba de la voluntad política de la Revolución de trabajar, en coordinación con la FEU y la UJC, para dar seguimiento a los debates del Congreso.

«Sin embargo, lo más importante será lo que entre todos podamos hacer en cada lugar, desde nuestra responsabilidad, en el cumplimiento estricto del deber», destacó.

Luego dijo que sus palabras iban entonces dirigidas a los casi 200 000 integrantes de la FEU y expresó: «Recuerden siempre que muchos jóvenes como ustedes cayeron sin poder vivir la alegría del triunfo; cayeron para hacer posible una profunda revolución social en Cuba, sin la cual no habría sido posible nuestra felicidad de hoy.

«Recuerden siempre que, para que ustedes puedan estudiar en una universidad, millones de obreros y campesinos trabajan duro en nuestro país, y decenas de miles de combatientes preservan con desvelo la seguridad y la independencia de nuestra Patria.

«No les piden a ustedes otra cosa que esforzarse en aprovechar esta oportunidad, y convertirse en profesionales morales, internacionalistas y revolucionarios».

Más adelante subrayó que, si la Revolución fuera derrotada, que no lo será jamás, por la agresión enemiga o por nuestros errores, se perdería todo, se perdería la universidad en cada municipio, se perdería la FEU, se perdería el derecho a vivir en un país libre e independiente, se perdería el derecho a tener derechos.

Al término de sus palabras, Felipe instó a los jóvenes a alzarse sobre las dificultades y los peligros, y citó las palabras del Segundo Secretario del Partido, General de Ejército Raúl Castro, en el aniversario 75 de la FEU: «Estamos en la universidad renovada, martiana y marxista que Mella quiso. Guiados por el Partido Comunista en el que Mella sigue combatiendo, agrupados en torno al más intransigente, fiel inteligente y audaz de sus seguidores, nuestro Comandante en Jefe. Formamos parte de su ejército victorioso, que resiste valientemente la ofensiva imperialista, que no logrará doblegarnos ni impedir el avance del pueblo cubano hacia un porvenir de justicia social, como lo soñara José Antonio».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.