Donan 129 piezas para Museo Casa Natal José Antonio Echeverría

Entre los donantes están los doctores Marta Jiménez, viuda de Fructuoso Rodríguez, y Delio Carreras, historiador de la Universidad de La Habana.

Autor:

Juventud Rebelde

Museo Casa Natal de José Antonio Echeverría MATANZAS.— El Museo Casa Natal de José Antonio Echeverría enriqueció su colección con 129 piezas relacionadas con el movimiento estudiantil, a propósito de aniversario 50 de la caída en combate del joven revolucionario y de los sucesos del 13 de Marzo.

Rosaida Mendoza González, directora de la Casa Natal del héroe, informó que la institución se enriqueció con nuevas piezas donadas por varias personalidades, y por la FEU en los niveles nacional, provincial y municipal.

Entre los donantes destacó a los doctores Marta Jiménez, viuda de Fructuoso Rodríguez, y Delio Carreras Cuevas, historiador de la Universidad de La Habana.

La FEU se encargó del trabajo de captación de estos documentos, fotos, textiles y medallas. «El proceso de entrega a la FEU y donación a la Casa Natal queda abierto hasta el 20 de diciembre, cuando culminan las conmemoraciones del asalto a Palacio y la toma de Radio Reloj en el aniversario 50, el cumpleaños 75 de José Antonio y el 85 de la fundación de la FEU por Mella», resumió Rosaida, quien precisó que de las piezas sobresalen varias corbatas de Fructuoso Rodríguez.

La especialista explicó que ahora se inicia el proceso investigativo para conformar el expediente científico de cada pieza, para que posteriormente un comité de expertos determine su valor histórico y museable.

El Museo Casa Natal cuenta con seis salas, una de estas ambientada, que recrea la época de la niñez de José Antonio, y expone más de cien piezas, entre ellas su inscripción de nacimiento, cesta de canastilla, la paleta de pintar, sus primeros zapatos, metalizados en cobre para conservarlos, y la toga y el birrete de su graduación en el Instituto de Segunda Enseñanza de Cárdenas.

Además guarda el automóvil marca Chrysler, fabricado en 1954, que fue comprado por los padres de José Antonio y que luego el joven empleó en el traslado de armas y revolucionarios durante la lucha contra el régimen batistiano, en la época que estudiaba en la Universidad de La Habana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.