Presidió Raúl Castro acto por el aniversario 50 del II Frente Oriental

Nuestros muertos gloriosos nos reclaman no cejar en el empeño de preservar la Patria libre, independiente y digna, se ratificó en la conmemoración del aniversario 50 de la fundación del Segundo Frente Oriental Frank País Apertura del II y III Frentes del Ejército Rebelde

Autor:

Juventud Rebelde

Mayarí Arriba, Santiago de Cuba.—La gigantesca obra de amor y justicia del Segundo Frente Oriental Frank País García es el más trascendente, perdurable y grandioso monumento que nuestro pueblo erige a sus héroes.

Así expresó la víspera aquí el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, al resumir el acto político cultural y ceremonia militar en conmemoración del aniversario 50 de la fundación de ese frente guerrillero.

Ante la presencia del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, acompañado de los Comandantes de la Revolución Raúl Castro Ruz, Ramiro Valdés Menéndez y Guillermo García Frías, Machado Ventura trajo al presente las lecciones de la obra transformadora que comenzó en la Sierra Cristal el 11 de marzo de 1958, ejemplo de organización militar y ejercicio eficiente del poder popular y revolucionario.

«El superior desarrollo económico, social y político del nuevo territorio permitió que las ideas acerca de la conducción de la guerra revolucionaria, ya materializadas en las montañas de la Sierra Maestra, encontraran terreno fértil y pudieran llevarse a la práctica con elevada eficacia», ratificó el dirigente.

El también fundador del Segundo Frente y jefe de su Departamento de Sanidad, ilustró cómo, a la par del incesante batallar, en los 12 000 kilómetros cuadrados que llegó a abarcar el Frente se extendieron los servicios educacionales, de salud, jurídicos; la transformación de los caminos y la creación de organizaciones de campesinos, preludio de los cambios que trajo la Revolución el 1ro. de enero del 1959.

El decisivo papel desempeñado en tan compleja tarea por el jefe del Frente, el entonces Comandante Raúl Castro, quien siendo muy joven fue capaz de asumir esa misión, sería igualmente resaltado por el también integrante del Buró Político del PCC.

«El jefe del nuevo frente guerrillero, era ya, como hasta hoy, un firme convencido de que el revolucionario dirige en primer lugar con el ejemplo y de que la inercia y la inactividad son los peores enemigos de una revolución verdadera», sentenció.

Poner la historia en función de un mejor presente fue el llamado final hecho por Machado Ventura: «Es deber de los revolucionarios de hoy, continuar avanzando por el camino que ellos nos trazaron con su sangre y esfuerzo. No sentarse a pedir que otros hagan, sino pegar el hombro junto a quienes aportan cotidianamente sudor e inteligencia, sin reclamar nada a cambio, en el esfuerzo por perfeccionar cuanto hemos hecho hasta el presente, en aras de fortalecer cada vez más nuestro socialismo».

Con la presencia de fundadores y combatientes del Segundo Frente, y de dirigentes del Partido y el Gobierno; jefes principales de las FAR, el Ministerio del Interior y las organizaciones políticas y de masas, fueron depositadas ofrendas florales a nombre del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, del General de Ejército Raúl Castro Ruz y del pueblo cubano, y 273 pioneros y jóvenes depositaron flores ante los nichos de los combatientes caídos en la lucha guerrillera y fallecidos después del triunfo revolucionario.

Consecuente con su historia, se alzó en el acto la voz de la joven profesora general integral mayaricera Yeleydis Suárez García: «Aquí está la Revolución, en nosotros, en lo que nos ha permitido, en lo que nos ha formado, en lo que nos ha posibilitado, y a esas conquistas no renunciaremos jamás, y este es, sin dudas, el mejor mensaje para el futuro.

La cultura cubana estuvo representada en la conmemoración por la camerata Música Áurea, de Santiago de Cuba, que interpretó El Mambí.

Ante ese sitio sagrado de la Patria que es el Mausoleo a los Mártires del Segundo Frente, en la base de la montaña de Mícara, fueron disparadas 21 salvas de artillería y bloques de tanquistas, infantes, marineros, combatientes de las Tropas Especiales, del Ejército Juvenil del Trabajo, el Ministerio del Interior, cadetes, Camilitos y miembros de las Milicias de Tropas Territoriales rindieron honores con una vistosa revista militar

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.