Conmemoran creación de Frente Guerrillero de Pinar del Río

A la ceremonia por el aniversario 50 asistieron los miembros del Buró Político Ramiro Valdés Menéndez y Leopoldo Cintra Frías

Autor:

Zenia Regalado

SAN ANDRÉS DE CAIGUANABO, La Palma.— Cientos de personas de este poblado del municipio pinareño de La Palma asistieron a la conmemoración de la fundación del Frente Guerrillero de Pinar del Río, hace 50 años, en un territorio vinculado con grandes momentos de la historia nacional y con la figura del entrañable guerrillero Ernesto Che Guevara.

Foto: Daniel Mitjans Envalentonados por el fracaso de la huelga revolucionaria del 9 de abril, los sicarios de la dictadura batistiana consideraron oportuno llevar a la práctica la ofensiva conocida como FF (Fin de Fidel o Fase Final). Pero la estrategia y táctica diseñada por el líder de la Revolución propició la derrota de la maniobra enemiga, y el Ejército Rebelde se dispuso a extender la guerra a todo el territorio nacional.

Con ese objetivo el alto mando insurreccional designó al comandante Dermidio Escalona para abrir el Frente Guerrillero de Pinar del Río, creado el 26 de julio de 1958 en el macizo montañoso de la cordillera de Guaniguanico, en cuya fundación tomó parte una veintena de jóvenes y que llegó a tener a fines de ese año alrededor de 300 integrantes.

En la ceremonia, a la que asistieron una representación del pueblo palmero, fundadores y combatientes de las FAR, María del Carmen Concepción González, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, expresó que el Frente no se caracterizó por el desarrollo de grandes combates, pero obligó a la tiranía a movilizar hacia esta zona hombres y medios, además de que contribuyó a elevar la moral combativa de los revolucionarios pinareños.

Destacó igualmente que dicha fuerza creó condiciones para recibir a la columna número Dos Antonio Maceo, al cumplirse la tesis del comandante Escalona de que para la existencia del Frente eran necesarios tres requisitos: una tropa preparada mental y físicamente, conocimientos absolutos del terreno y el apoyo de las masas, todos los cuales se lograron.

«El Frente Guerrillero pudo cumplir sus objetivos por el apoyo del pueblo, contando siempre con una retaguardia segura en los combatientes del llano, y en especial de los miembros de la resistencia cívica, quienes aseguraban los avituallamientos y enviaban combatientes a la Sierra», subrayó la dirigente partidista.

Tras la caída de la dictadura las cuatro columnas del Frente Guerrillero de Pinar avanzaron tomando cuarteles, estaciones de policía, puestos de la Marina de Guerra, emisoras de radio y edificios gubernamentales. Al penetrar el 2 de enero de 1959 en el regimiento Rius Rivera, se consolidaba en Pinar del Río el poder revolucionario, bajo un mando único, militar y político.

El acto estuvo presidido por el comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y el general de cuerpo de ejército Leopoldo Cintra Frías, miembros del Buró Político, así como por el comandante Julio Camacho Aguilera y Olga Lidia Tapia Iglesias, primera secretaria del Partido en Vueltabajo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.