Levantarse de la embestida de Gustav

Considerado como el huracán más destructivo en los últimos 50 años. Severos daños particularmente en Pinar del Río y la Isla de la Juventud. No se reportan pérdidas de vidas humanas. Las acciones de recuperación comenzarán en cuanto la situación meteorológica lo permita Imágenes de los estragos de Gustav a su paso por Cuba Nos dijo adiós Acompañados por la dirección de la Revolución Pospuesto inicio del curso escolar Telefonía abatida por Gustav Hoy en la Mesa Redonda: Cuba, tras el devastador paso del huracán Gustav Gustav a las puertas de Pinar del Río El huracán Gustav se intensifica y llega a Cuba con categoría 4 Gustav: Peligro potencial

Autor:

Juventud Rebelde

El huracán Gustav continúa hoy alejándose de Cuba y se desplaza por el sudeste del Golfo de México a 26 kilómetros por hora, informa el Instituto de Meteorología (INSMET).

Las bandas espirales del meteoro, que es ahora categoría tres con vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora, continuarán afectando las provincias occidentales y centrales cubanas con chubascos, lluvias y vientos fuertes.

Se mantendrán las marejadas en toda la costa sur y las inundaciones costeras en las zonas bajas desde Cienfuegos hasta la Habana. El INSMET pronostica también inundaciones costeras en zonas bajas de la costa norte de Pinar del Río.

A las 06.00 hora local, el centro del poderoso ciclón fue estimado en los 24.4 grados latitud norte y los 85.2 grados de longitud oeste, a 795 kilómetros al sudeste de Nueva Orleáns, Louisiana, Estados Unidos.

Gustav continuará desplazándose con un rumbo próximo al noroeste durante las próximas 12 a 24 horas disminuyendo su velocidad de traslación, con posibilidades de ganar algo más en intensidad en el Golfo de México.

Los golpes de Gustav

Seguido desde hace más de una semana por los meteorólogos, las autoridades del país y la población, el huracán Gustav golpeó finalmente este sábado el territorio cubano.

Llegó con una fuerza cuatro en la escala Safir-Simpson y desde las dos de la tarde, hora en que comenzó a azotar con violencia a la Isla de la Juventud, hasta las 9:30 de la noche, cuando salió por Manuel Sanguily, Pinar del Río, mantuvo bajo presión al occidente del país.

La Isla de la Juventud fue el primer territorio nacional impactado directamente por el huracán. Según expresó a la Mesa Redonda la presidenta del Comité de Defensa Municipal, Ana Isa Delgado, los daños son cuantiosos, aunque no se han reportado fallecidos.

«Cosas que parecían seguras han sido dañadas», reveló. «Vehículos en parqueos que salieron volando, otros torcidos. Tanques de los techos, ventanales y puertas de viviendas han sido arrancados; avenidas que están intransitables».

«Hay inundaciones fuertes en zonas bajas —precisó la Primera Secretaria del Partido en el municipio— y lugares donde no se preveían afectaciones a los que llegó Gustav».

También se informó sobre varios heridos en el territorio, ninguno de ellos de gravedad.

«Habíamos evacuado a un nivel superior a otras oportunidades, pero después de pasar la primera etapa cuando vino el momento de calma correspondiente al paso del ojo del huracán, se tomaron decisiones con personas que estaban en lugares peligrosos». Fueron, explicó la dirigente, más de tres horas de vientos fuertes sobre la Isla.

Igualmente se reporta la caída de árboles, techos y postes. Todo el municipio está sin electricidad y sin señal de televisión desde la mañana de ayer.

«La reserva de combustible, apuntó, está prevista hasta para nueve días de cobertura en el Hospital Municipal, que también sufrió importantes daños. De hecho, algunas de sus salas quirúrgicas se están relocalizando en policlínicos».

Asimismo, están garantizadas las condiciones para la cocción de alimentos para los evacuados. Las acciones de recuperación comenzarán en cuanto la situación meteorológica lo permita.

El más destructor en los últimos 50 años

Foto: Juan Moreno Trescientos cuarenta kilómetros por hora. Una racha de viento de esa velocidad, precedida por varias que sobrepasaban los 300, en el poblado de Paso Real, en Los Palacios, fue el número más escalofriante de los relativos a las afectaciones en Pinar del Río.

La localidad donde se reportaban estos datos quedó totalmente devastada, aunque al igual que en la Isla de la Juventud, no hubo que lamentar pérdidas humanas, hasta donde se conocía al cierre de esta edición.

«Hemos vivido momentos muy tensos y complejos. Aunque los pinareños tenemos experiencia en enfrentar situaciones como esta, dicen algunos de los más viejos pobladores que desde hace rato no veían algo igual».

Así describió Olga Lidia Tapia, presidenta del Consejo de Defensa Provincial la situación en la más occidental de las provincias cubanas, donde se han protegido 147 994 personas.

Según informó la Primera Secretaria del Partido, en el territorio se encontraban 577 grupos electrógenos funcionando, localizados principalmente en hospitales, centros de alimentación, acueductos y otros sitios de vital importancia.

La fuerza de los vientos —añadió— es lo que más ha afectado en la provincia, sobre todo en la región oriental, que incluye a Los Palacios, La Palma, San Cristóbal, Candelaria y Bahía Honda.

Solo en Paso Real se informó sobre varios lesionados, aunque no corrían peligro para sus vidas.

Desde el puesto de mando del Consejo de Defensa en Pinar del Río, el equipo de JR enviado a cubrir el paso de Gustav informó que el ciclón penetró sobre las seis de la tarde de este sábado con toda su fuerza demoledora de huracán categoría cuatro y con ínfulas de cinco por la provincia de Pinar del Río.

Entró por un punto intermedio entre los municipios de Los Palacios y San Cristóbal, cerca de Punta Carraguao y la desembocadura del río Los Palacios, aunque el lugar exacto es difícil precisarlo por el inmenso diámetro de 60 kilómetros que tenía el ojo del meteoro, que incluso provocó fenómenos tan curiosos como que pueblos enteros como Los Palacios o La Palma tuvieron más de media hora de calma total en medio de la debacle de la tempestad.

La noche de ayer fue la más oscura y destructora que recuerda Pinar del Río en más de 50 años, pues desde 1946 no se registraba el paso de un fenómeno similar por esta tierra, e incluso posiblemente Gustav lo haya superado con creces.

Aun a altas horas de la noche, justo al cierre de esta edición, y mientras las rachas —que llegaron a ser de 340 kilómetros por hora— todavía azotan el territorio pinareño, ya comenzaban a vislumbrarse en la penumbra la magnitud mayúscula del desastre.

De forma primaria hay datos impactantes, detalles todavía fragmentados que han llegado durante el paso de Gustav por esta región y que permiten avizorar que el amanecer de este domingo 31 de agosto será uno de los más aciagos del extremo occidental de Cuba.

Gustav afectó «directamente» a los municipios de Los Palacios, San Cristóbal, La Palma, Bahía Honda y gran parte de Viñales, Candelaria y Consolación del Sur, que a priori parecen ser los territorios más dañados, aunque ninguno de los 10 861,5 kilómetros cuadrados de Pinar del Río escapó a la furia del ciclón.

En la noche se reportaron también penetraciones del mar de hasta cinco kilómetros tierra adentro en la costa sur de Pinar del Río, fenómeno que se espera ocurra en la costa norte.

Las rachas de viento que registraron en la estación meteorológica de Paso Real de San Diego, dañaron seriamente la torre de transmisión de Radio Guamá, incomunicaron al municipio de Bahía Honda y han afectado por largo tiempo la agricultura, los cultivos y casas de tabaco, las viviendas, el tendido eléctrico y telefónico y las carreteras de Pinar del Río.

Tal vez el nombre de Gustav tenga que tacharse de la lista de bautizo que sirve cada año para identificar a los ciclones tropicales, triste honor que solo se le da a los meteoros más destructivos de la historia.

Los municipios por donde pasó Gustav con mayor fuerza representan casi el 50 por ciento del territorio pinareño, y en ellos habitan más de 326 300 personas de los 731 276 pobladores de la provincia.

Se calcula que atravesó Pinar en unas cuatro horas por una de sus partes más anchas.

Al cierre de esta edición el miembro del Buró Político y Héroe de la República de Cuba, Leopoldo Cintra Frías, recorría, junto a Olga Lidia Tapia, las zonas afectadas por el meteoro.

Mínimas afectaciones en la capital

Machado Ventura, Esteban Lazo, Víctor Gaute y Roberto López verifican en La Habana las medidas a adoptar ante el paso de Gustav. Foto: Omara García/AIN En la capital del país las afectaciones han sido mínimas, sobre todo concentradas en la caída de árboles y tendidos eléctricos.

Según refirió David Lahera Rodríguez, miembro del Consejo Provincial de Defensa de Ciudad de La Habana, desde las 3:00 de la tarde de ayer se retiró preventivamente la electricidad en todos los municipios, excepto La Habana Vieja y zonas de Centro Habana, que poseen este servicio soterrado.

Cerca de 1 700 grupos electrógenos se activaron en policlínicos, hospitales y otros sitios imprescindibles. Igualmente más de 1 600 televisores instalados en dichos lugares y más de 4 000 puntos de escucha de radio en otros espacios garantizaron la comunicación en el territorio.

En total en Ciudad de La Habana fueron evacuadas 93 000 personas, la mayor parte de ellas en casas de vecinos o amigos.

Según informó Luis Carlos Góngora, vicepresidente del Gobierno en la capital, «se cuenta en estos momentos con todas las fuerzas de eléctricos, aproximadamente 1 000 trabajadores en funciones de recuperación. Hacia la zona occidental del país, acotó, serán trasladados unos 300 linieros en 54 brigadas de trabajo, una parte de ellos laborará en la capital».

En horas de la noche, en reunión del Consejo Provincial de la Defensa Civil, presidida por Pedro Sáez, primer secretario del Partido, y Juan Contino, presidente del Gobierno, se informó que la capital sufrió el derrumbe parcial de 19 viviendas. No se reportan inundaciones.

El transporte urbano comenzará a restablecerse a partir de este domingo a las 4:00 de la mañana. El servicio de gas manufacturado, que había sido suspendido para evitar accidentes, estará totalmente restablecido a la 1:00 de la tarde de hoy, y los puntos de venta de gas licuado brindarán servicio de manera excepcional.

La red de comercio y gastronomía se abrirá en el horario normal, a partir de que se restablezca la electricidad. Igualmente las panaderías abrirán en horas tempranas de la mañana, incluyendo la Cadena Cubana del Pan.

La recogida de desechos sólidos, basura y escombros, y el barrido de las calles, comenzarán a partir de las siete de la mañana.

Pocas lluvias en La Habana

Penetraciones del mar en el litoral sur de la provincia —6 kilómetros en Playa Cajío, 2.7 en Surgidero de Batabanó— y afectaciones a los cultivos de los municipios occidentales como Artemisa y Mariel, fueron los saldos principales que dejó Gustav a La Habana.

Esta información fue ofrecida por Ulises Guilarte, presidente del Consejo Provincial de Defensa, quien además precisó que se evacuaron un total de 77 092 personas en el territorio.

Aunque afectaron a todos los municipios, las lluvias en el territorio no acumularon registros considerables, excepto en Nueva Paz que llegaron a los 45.3 milímetros.

Estar tan solo a 50 centímetros del nivel del mar pone a los pobladores del Surgidero de Batabanó en una situación riesgosa. Por eso este sábado en horario de la tarde, cuando desde el Instituto de Meteorología, el Doctor José Rubiera, director del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, anunciaba que Gustav se acercaba al golfo de Batabanó, en ese asentamiento costero casi el total de su población estaba evacuada, y sumaban 3 953 los que lo habían hecho en todo el municipio.

El general de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, viceministro de las FAR y jefe del Estado Mayor General, durante una llamada telefónica a Roberto González, presidente del Consejo de Defensa Municipal de la referida localidad habanera, insistió en conocer detalles sobre la situación en el Surgidero, y puntualizó el apoyo de las FAR con medios anfibios, en caso de que fueran necesarios.

A pocos kilómetros del casco urbano, en el Instituto Preuniversitario en el Campo Arturo Puig, 113 pacientes aquejados por enfermedades crónicas en estado terminal, hipertensión arterial, encamados y asmáticos eran atendidos por la doctora Marianna Calaña junto a la enfermera Yusimí Rivero, mientras 14 embarazadas permanecían ingresadas en el Hogar Materno, por estar próximas al alumbramiento o presentar algún riesgo.

«Hace un mes tuve un infarto, y en cuanto comenzó esta situación los compañeros de Salud Pública me evacuaron para chequearme. Soy diabética y me han dado un trato de excelencia, incluyendo una alimentación adecuada».

Luis Hernández, director de Salud en Batabanó, precisó que en total hay cinco albergues en el municipio y que en cada uno existe el personal médico y paramédico necesario para enfrentar cualquier situación. Agradeció el apoyo de municipios vecinos en el traslado de pacientes encamados.

Evacuación a profundidad

Foto: Juan Moreno Al cierre de esta edición en el asentamiento costero de Cajío, en el municipio Güira de Melena, los pronósticos alertaban que el mar penetraría hasta seis kilómetros y las olas pudieran alcanzar entre tres y seis metros, por lo que se duplicaría el alcance del mar en comparación con el huracán Charlie, el cual, en agosto del 2004, le jugó una mala pasada a los pobladores de ese lugar.

Raúl Rodríguez Cartaya, vicepresidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en La Habana, declaró a JR que esta vez no se esperó a última hora para comenzar a evacuar a quienes residen en áreas amenazadas por penetraciones del mar, que gracias al apoyo de todos los organismos y a la disciplina del pueblo se logró evacuar a los moradores de las zonas costeras, principalmente a los de Playa Cajío, Surgidero de Batabanó, Majana y Guanímar.

Señaló que en la provincia se reportan 77 092 evacuados, de ellos 13 104 en albergues y el resto en casas de familiares y amigos. Asimismo destacó la manera en que en los distintos territorios se ha protegido las propiedades de los evacuados, principalmente los efectos electrodomésticos y los animales.

En La Habana, según Rodríguez Cartaya, se aceleraron las cosechas que estaban a tiempo, pero se esperan pérdidas cuantiosas en las áreas plataneras del oeste de la provincia.

Matanzas hacia la recuperación

Con racionalidad en las acciones acometidas luego de que a este territorio se le declarara en fase de alarma ciclónica por la cercanía de Gustav, fueron evacuados 25 262 matanceros, de ellos 1 983 albergados y el resto en casas de parientes o vecinos.

A trabajar para la recuperación lo antes posible fue el llamado de Pedro Betancourt García, primer secretario del Partido en Matanzas, durante una reunión que presidió al cierre de esta edición en el Consejo de Defensa provincial.

En dicho encuentro se informó que se encuentran protegidos los 5 792 estudiantes extranjeros de 16 países que residen en las escuelas de Jagüey Grande, además de los 20 000 turistas nacionales y foráneos que vacacionan en el polo turístico de Varadero.

Específicamente en la Ciénaga de Zapata hubo que evacuar a 381 residentes de Cocodrilo, Guasasa, Santo Tomás, Mario López, Caletón y Los Hondones, mientras que 1 600 vacacionistas cubanos se trasladaron de varios centros turísticos de la península.

El promedio provincial de lluvias en la tarde de este sábado era de 58,1 milímetros, con 114 en la Ciénaga de Zapata, y 71,8 en Varadero; al tiempo que los vientos más fuertes se reportaron en Playa Girón, con 104 kilómetros por hora, y Unión de Reyes, con 96.

Por otra parte, el servicio eléctrico se vio afectado en cinco municipios y ya se labora en la revisión de las líneas y en su reparación, pero además se dio a conocer que se encuentran listos 11 grupos de trabajo para acudir a prestar ayuda solidaria a los territorios afectados de Pinar del Río y La Habana, con todo el aseguramiento previsto para estos casos.

Entre las afectaciones preliminares se encuentran las de la Escuela de Remo en Varadero y ocho viviendas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.