Un país que se levanta - Cuba

Un país que se levanta

Autor:

Margarita Barrios

Foto: Calixto N. Llanes Ser creativos, buscar soluciones locales, inventivas, iniciativas, y en la medida que sea posible reiniciar la producción, son algunos de los imperativos que mueven hoy a los cubanos que asumen la fase recuperativa luego del destructivo paso del huracán Ike.

El espacio informativo de la Mesa Redonda mostró imágenes de los trabajos de recuperación en Pinar del Río, Sancti Spíritus, Las Tunas, Camagüey y la Isla de la Juventud.

También se conoció que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en gesto solidario, envió dos cargueros con ayuda alimentaria para nuestro pueblo.

Luego de un recorrido realizado por directivos del Ministerio de Agricultura por zonas afectadas de todo el país, el viceministro del ramo, Alcides López Labrada, significó que se afectaron 700 000 toneladas de alimentos.

En el caso de los cultivos, las viandas, fundamentalmente el plátano; y también 550 instalaciones de la ganadería, el porcino y las aves, así como se reporta la pérdida de 12 000 toneladas de carne de cerdo y 350 000 latas de café.

El Viceministro dijo que la estrategia que seguirá la Agricultura en la recuperación es no solo sembrar lo que se perdió, sino también lo que toca en estos momentos del año.

«Tenemos que cosechar productos que estén aptos para la población en breve tiempo. Y recuperar lo que sea posible, dijo».

Instalaciones más duraderas

Ramón Linares Torres, viceministro primero de la Informática y las Comunicaciones, hizo un recuento de los grandes daños dejados por el huracán en ese importante sector, y significó que son fuertes en la transmisión de la señal de televisión, la radio, así como la telefonía.

Entre ellos se cuenta de manera especial la Isla de la Juventud, cuyo equipamiento para la señal televisiva quedó totalmente destruido, así como en el país fueron afectados 8 000 postes y 67 000 teléfonos están interrumpidos.

El funcionario enfatizó que se trata ahora de hacer instalaciones más resistentes, que puedan mantenerse vitales ante eventos similares.

El moderador Randy Alonso leyó un cable de la AIN que refiere que la subestación de 220 kilovoltios de Vicente, en Ciego de Ávila, comenzó a funcionar luego de 72 horas fuera de servicio por las afectaciones de las lluvias del huracán Ike. Ese centro, que sirve de enlace entre las líneas de transmisión de oriente a occidente de Cuba, perdió las mantas de impermeabilización del techo, lo cual provocó que el agua dañara los paneles de control.

Con su puesta en funcionamiento todas las líneas de 110 kilovoltios de esa provincia están energizadas.

Para facilitar el enlace con las zonas del oriente cubano y contribuir a la estabilidad del Sistema Electroenergético Nacional, se espera por las reparaciones de las líneas que unen Vicente con Nuevitas y Camagüey.

Sancti Spíritus y pinar sin descanso

En comunicación telefónica Miguel Acebo Cortiña, presidente del Consejo de Defensa de Sancti Spíritus, dijo que de 27 000 evacuados, aún quedan 4 250, situación que mejorará cuando la presa Zaza retorne a la normalidad.

Con relación a las viviendas precisó que hay 84 derrumbes totales y 1 782 parciales, aunque todavía se revisan otros casos reportados; mientras 75 circuitos eléctricos, de un total de 105, fueron ya reparados.

También telefónicamente se comunicó con el espacio informativo Olga Lidia Tapia, presidenta del Consejo de Defensa Provincial de Pinar del Río, quien se encontraba en Entronque de Herradura, zona fuertemente golpeada por el huracán.

Allí se estaba realizando la reparación de líneas eléctricas por un contingente de linieros de Cienfuegos, quienes, dijo, levantan postes aceleradamente.

Igualmente significó que se han venido recuperando los servicios vitales en Guane y la capital provincial; así como precisó que aún se encuentran evacuados los moradores de la zona de Isabel Rubio, debido a la crecida del Cuyaguateje, situación que mejora progresivamente en la medida en que bajan las aguas del río.

Avanzan las habaneras

Ambas provincias anunciaron que, a pesar de que hay escuelas con afectaciones, el curso escolar comenzará el próximo lunes, y los estudiantes becados entrarán el fin de semana a sus centros escolares.

Luis Góngora Domínguez, vicepresidente del Consejo Provincial de la capital, dijo que de un total de 224 circuitos eléctricos, quedan 37 por conectar.

Las mayores afectaciones están en los municipios de Boyeros, Plaza de la Revolución, La Habana del Este —en la zona de Guanabo— Playa y Guanabacoa.

Con respecto a la vivienda dijo que ocurrieron 153 derrumbes, de ellos 37 totales. Del total de personas albergadas, hasta este momento 2 172 no pueden regresar a sus hogares por la situación de estos, cifra que puede aún aumentar en la medida en que se sequen las estructuras.

Por su parte Orestes Pérez, vicepresidente del Consejo de la Administración en La Habana dijo que aún están evacuados en ese territorio 2 769, fundamentalmente por las penetraciones del mar y las inundaciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.