Cuenta la Isla con ocho servicios de prótesis oculares - Cuba

Cuenta la Isla con ocho servicios de prótesis oculares

Permiten la rehabilitación con prótesis de ojos a niños y adultos. Sobre estos implantes se debatirá en el VI Congreso Internacional de Oftalmología y XIV Congreso Nacional de esta especialidad, que sesiona en La Habana

Autor:

Juventud Rebelde

La rehabilitación con prótesis de ojos a niños y adultos que han nacido sin el globo ocular o lo han perdido por una infección, tumor maligno o accidente traumático es posible en el país.

El especialista de segundo grado en prótesis estomatológicas y buco-maxilofaciales, el doctor Arturo Novoa Castro, quien labora en el Departamento de Oculoplastia del Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer, en Ciudad de La Habana, dio a conocer que funciona en el país una red asistencial nacional de rehabilitación de la cara que incluye, entre otras, a dichas prótesis.

La sede principal de la red es el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ), y su coordinador es el doctor Alfredo Álvarez Rivero, explicó.

«En 1999, hace ya diez años, se concibió este proyecto de salud, que comenzó al mismo tiempo en el CIMEQ, en Villa Clara y en Santiago de Cuba. Ya el país posee ocho servicios de las mencionadas prótesis: en la Facultad de Estomatología, en el Instituto de Medicina Militar Luis Díaz Soto (el Hospital Naval), en el centro de atención a débiles visuales de Bejucal, en La Habana, así como en Holguín y en el Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer», explicó el doctor Novoa Castro.

«Alrededor de 1 500 personas de nuestro país han sido rehabilitadas con estas prótesis en la última década en los ocho servicios citados, y ya funciona en el Instituto Cubano de Oftalmología un servicio de rehabilitación ocular para estos pacientes», argumentó el especialista.

«La prótesis ocular es hoy nuestra línea principal de trabajo allí. El ojo es precisamente el único órgano del macizo facial que se pierde por lesiones congénitas, infecciones, accidentes traumáticos o tumores malignos. Hay niños que nacen sin él, malformación llamada anoxoftalmo congénito.

«La ausencia de un ojo requiere un tratamiento especial para que la órbita del lado afectado crezca normalmente como la del lado sano. Se hace mediante “conformadores” para cada paciente en particular, según las medidas anatómicas exactas de su órbita natural».

En Cuba estos casos no son tan frecuentes, pero ahora el número se eleva porque nos llegan de otros países hermanos, pacientes que han sido operados y necesitan prótesis oculares.

Durante 30 años el doctor Novoa Castro ha hecho prótesis del macizo maxilofacial para la rehabilitación de la oreja, la nariz, para corregir defectos craneales, fracturas maxilofaciales y mandibulares. Actualmente confecciona prótesis oculares.

«Los “conformadores” que hacemos en un laboratorio especial para ello, son aditamentos fundamentalmente de plástico que permiten estimular el crecimiento de la órbita dañada. Hay dos tipos diferentes: el estático y el dinámico; este último con tornillos expansores metálicos», explica.

Sobre estos implantes se debatirá en el VI Congreso Internacional de Oftalmología y XIV Congreso Nacional de esta especialidad, que sesiona desde el día 11 y concluirá el 15 en el Palacio de las Convenciones, donde este especialista presentará el tema Logros de los protocolos de tratamiento de la rehabilitación ocular.

El doctor Novoa Castro presentará, en estos dos congresos simultáneos, el caso de tres niños: uno de Ciudad de La Habana que nació hace seis años sin uno de los globos oculares; otro de Cárdenas, Matanzas, que hace 12 años perdió un ojo por un tumor maligno, y el de una niña, también de Ciudad de La Habana, que cuando tenía dos años —ya tiene 16— tuvo un accidente que le provocó ptisis bulbis y la pérdida de la visión de uno de sus ojos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.