«El pequeño» gran hombre

El desvelo de Jorge Luis Aguilera Reyes tuvo un inmenso premio este lunes al ser electo delegado directo al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas

Autor:

Yuliet Gutiérrez Delgado

Muy trabajador, noble, voluntarioso, capaz, querido y dispuesto para ayudar a sus compañeros o para asumir cualquier tarea que se le asigne… Estos y otros fueron los calificativos que varios trabajadores de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) 9 de Abril, del municipio habanero de San Antonio de los Baños, expresaron para calificar al joven Jorge Luis Aguilera Reyes, quien en la tarde de este lunes fue electo como delegado directo al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas.

«El Enano», como cariñosamente lo llaman sus compañeros por su estatura física, es un gigante cuando de responsabilidades, valores humanos y fuerzas para encarar una misión se trata.

Este joven de 30 años, natural de Niquero, Granma, se desempeña como agente de seguridad y protección en esa unidad, encargada de la recolección y exportación de frutas selectas para la red hotelera.

Como Francisca, aquel incansable personaje salido de una historia de Onelio Jorge Cardoso, Jorge Luis tampoco se toma un descanso. Las guardias que este custodio realiza durante las noches las alterna durante el día con el apoyo que da «en lo que haga falta».

Encarnando de tal manera aquel principio de Fidel de que un joven militante ha de ser el primero en todo, Jorge Luis no se queda a la zaga en las actividades de la UJC, pues es miembro no profesional del Buró Municipal de la Organización en San Antonio de los Baños e integrante de los comités municipal y provincial.

El primer contacto de este joven con la UJC fue casi por azar. Su mejor amigo era secretario general de un comité de base y las conversaciones con él le permitieron conocer más de cerca su trabajo.

Desde entonces ha llovido muchísimo, y esos días y noches lo vieron obtener diversos reconocimientos durante el cumplimiento del Servicio Militar Activo y posteriormente en su trabajo en la brigada 25 del contingente Blas Roca —donde estuvo cuatro años— y desde el 2004 en la 9 de Abril, donde por un tiempo también fue jefe de Seguridad y Protección y secretario del comité de base.

«Aunque me hice militante en el Blas Roca, mi vida como tal la he desarrollado aquí. He aprendido mucho dentro de la Organización desde que ingresé a sus filas hace cinco años. Ello me ha hecho mejor persona y revolucionario. Desde entonces me he metido de lleno en ella».

En la 9 de abril, Vanguardia Nacional del sector agropecuario, laboran 21 jóvenes, de los cuales 14 son militantes de la Juventud Comunista, que integran un comité de base que resalta por su liderazgo.

«Es la primera vez que voy a un congreso y no lo esperaba. Para mí es un orgullo y un honor representar a los jóvenes citricultores en un evento tan importante. Espero aprender mucho más y sacar experiencias útiles para mi vida y el funcionamiento de la Organización», comentó a JR todavía emocionado y nervioso por la selección que hicieron sus compañeros.

«Yo soy un poco serio, más bien callado. No me gusta hablar mucho porque me pongo nervioso; pero cuando hay que hacerlo no ando con rodeos.

«En el Congreso podré plantear nuestros problemas e inquietudes, relacionadas fundamentalmente con la superación y la estimulación, para que los jóvenes vinculados a labores agrícolas tengan un mayor reconocimiento social.

«Tenemos jóvenes con condiciones y disposición para ser militantes, pero les falta la preparación y el nivel cultural, que también son básicos para producir más. Creo que deben incrementarse las opciones y condiciones para que ellos puedan superarse. Y en ese grupo me incluyo yo, pues me gustaría estudiar Agronomía.

«Hoy el reto de los jóvenes es el compromiso con el futuro de la Revolución, y nuestra forma de preservarla es produciendo más y con eficiencia para contribuir a la alimentación del pueblo.

«Los delegados debemos asistir al Congreso a debatir abierta y profundamente los problemas del país y de la Organización. Así podremos fortalecer el trabajo de la UJC».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.