La clave es la integración

Herman Van Hooff, director de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, señaló que para lograr un mayor desarrollo y consolidación de la enseñanza superior en los países es necesario activar las fuerzas políticas

Autores:

Mayte María Jiménez
Margarita Barrios

En la Educación Superior se hace esencial la cooperación académica, en medio de la compleja situación mundial, pues el conocimiento es una vía para el desarrollo social y económico, aseguró José Renato Carvalho, director del Instituto de Educación Superior para América Latina y el Caribe, durante un taller en el VII Congreso Internacional Universidad 2010, que sesiona en el Palacio de Convenciones, en la capital.

Sobre la situación en América Latina y el Caribe, el especialista advirtió que, a pesar de haber avanzado en las últimas décadas, quedan muchos desafíos importantes que superar, continuar transformando la educación, buscar una sociedad realmente inclusiva.

En ello coincidió Herman Van Hooff, director de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, quien reconoció el papel de Cuba en la colaboración y la integración a favor de la educación en la región, y sus logros en cuanto a la enseñanza universitaria.

El funcionario señaló que para lograr un mayor desarrollo y consolidación de la enseñanza superior en los países es necesario activar las fuerzas políticas, movilizarlas en pos de los sistemas de educación y sus alianzas.

Las estadísticas revelan que la situación es crítica en muchas regiones del mundo. Unos 776 millones de jóvenes y adultos, el 16 por ciento de la población adulta, son analfabetos, de ellos 36 millones pertenecen a América Latina y el Caribe; mientras que unos 75 millones de niños no tienen acceso a la enseñanza primaria.

Defender la verdadera cultura

La crisis no es solo financiera, sino ética. Por ello la cultura tiene mucho que hacer, y la universidad tiene aportes que realizar para que los jóvenes obtengan una visión de lo mejor del arte universal y a la vez se sientan cubanos, afirmó Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, durante una intervención especial en el Congreso.

«Si no se tiene una formación sólida, se puede ser manipulado, apuntó, ya que se necesita poseer un antídoto contra esa seudo cultura que nos inunda hoy, la del consumismo».

El también miembro del Buró Político del Partido significó que uno de los fundamentos del trabajo cultural en el país es evitar que se pierda algún talento. «Nuestras escuelas de arte son muy selectivas, porque la masividad la concebimos de otra manera, evitando la chapucería».

En este sentido explicó que la idea es preparar a todos para que participen de la cultura. Desde adentro, a través del movimiento de artistas aficionados, y dándoles las herramientas para que sean capaces de apreciar, con sentido crítico, cualquier manifestación cultural.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.