Economías emergentes: hacia un nuevo mapa geoestratégico

Esta fue una de las tesis defendidas en un panel sobre el crecimiento económico —a pesar de la crisis económica global— de países como Brasil, China, Rusia e India, lo que pudiera convertirlas en potencias

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

No hay duda. El crecimiento de las denominadas economías emergentes (Brasil, Rusia, India y China, BRIC) se perfila como una amenaza al sistema hegemónico implantado por las grandes potencias como Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido. No obstante, esa fractura no implica que vaya a destruir el sistema capitalista globalizado.

Esta fue una de las tesis defendidas este viernes en el XII Encuentro Internacional de Economistas sobre la Globalización y Problemas del Desarrollo por José Luis Rodríguez, del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM), durante un panel dedicado al papel que juegan estos países en una crisis económica en la que, si muchas potencias han perdido dígitos en su crecimiento económico, los BRIC muestran un comportamiento muy favorable y con pronósticos muy halagüeños que inducen a afirmar a no pocos expertos que estas naciones se convertirán en potencias.

Con una población actual que representa más del 40 por ciento de la  mundial, un territorio equivalente al 25 por ciento de la superficie habitada y grandes recursos naturales, estos países han alcanzado en el último decenio ritmos de crecimiento que representan un gran peso en el Producto Interno Bruto (PIB) de la economía global.

Además, su actividad comercial tiene una gran incidencia en el intercambio a nivel mundial, y por si fuera poco, han incrementado sus reservas internacionales.

Los pronósticos aseguran que para 2050 China desempeñará un rol preeminente en el mapa geopolítico mundial.

Según Gladis Cecilia Hernández Pedraza, del CIEM, en 2010 el gigante asiático puede convertirse en la segunda economía, desplazando a Japón. De hecho, hoy esa nación es el segundo productor industrial del orbe, y superó a Alemania como primera exportadora mundial.

Desde el 2000, las exportaciones chinas crecieron en 25 por ciento cada año hasta 2007, lo que convirtió a Beijing en la tercera economía mundial a finales de 2008. En ese período, las exportaciones alemanas crecieron un 13 por ciento anual, indicó Hernández.

También China se convirtió en el primer productor de automóviles del mundo, al superar a Japón y Estados Unidos, aunque Tokio sigue siendo más competitivo.

Por su parte, la rusa Olga Grídchina indicó que China es el primer importador de armamentos de su país, lo cual evidencia una creciente cooperación entre ambos Estados, marcada principalmente por el enfrentamiento estratégico a Estados Unidos, que trata de impedir por todos los medios que surjan otras potencias que atenten contra su hegemonía.

Nadie duda de que en un tiempo corto, los BRIC alcancen el dominio económico de las actuales potencias, aseguró el académico argentino Claudio Katz.

A pesar de que los números vaticinan una preeminencia cada vez mayor de estos países, y muy particularmente de China, ello no significa, según José Luis Rodríguez, que vaya a darse un desacople del capitalismo mundial hacia 2050, como plantean otros expertos, pues es muy difícil que marchen por sí solos.

Tampoco este grupo se convertiría en una especie de abogado tercermundista ante los países del Norte, precisó el especialista al responder una interrogante sobre si los BRIC desempeñarían un papel positivo como intermediario en un diálogo entre los países pobres y las grandes potencias, aunque aclaró que puede ser que la acción de estas economías emergentes lleve al resto del Sur a fortalecer sus posiciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.