No pudieron cortar la Isla en dos

José Antonio Echeverría denunció la maniobra pro yanqui y anticubana que dividiría al país mediante el Canal Vía-Cuba

Autor:

Hugo García

CÁRDENAS. Matanzas.— Si hoy Cuba no está «partida» en dos se lo debemos a muchos que con su coraje impidieron tamaña afrenta.

Por un pelo, como decimos los cubanos, no se ejecutó el Canal Vía-Cuba, a pocos kilómetros de la ciudad de Cárdenas, por el norte, y que atravesaría la provincia de Matanzas hasta desembocar en el sur, por la Ciénaga de Zapata.

A partir del 12 de agosto de 1954, fecha en que se dicta la Ley Decreto No. 1618 autorizando a abrir el pretendido Canal Vía-Cuba, José Antonio Echeverría participa en las primeras protestas que contra este engendro se llevaron a cabo por parte de varios sectores de la población cubana.

Prueba de ello son las declaraciones que hace la Federación Estudiantil Universitaria, bajo su dirección, en un Manifiesto convocando a un Fórum en defensa del prestigio nacional y para debatir el tema de la apertura del Canal.

«No pretenda Batista hacer creer que es una obra nacionalista y cubana», desenmascaraba el documento.

La historia se ha empeñado en recordar a El Gordo —apelativo cariñoso con que se le conocía— en la inmensidad del coraje con que planificó y se lanzó junto a numerosos compañeros de lucha, a vencer o morir, aquel 13 de marzo, con el asalto al Palacio Presidencial y la toma de Radio Reloj.

Sin embargo, el revolucionario cardenense vivía al tanto del latir nacional, de tal modo que no cejó en denunciar enérgicamente la maniobra pro yanqui y anticubana que dividiría al país.

Ni gato... ni canal

José Antonio no perdía tiempo. Era un ser excepcional y por su médula cubana sintió una vez más el ardid del régimen, basado en el silencio como táctica.

El Presidente de la FEU y sus compañeros lo denunciaron a tiempo: «Están intentando echar una cortina de humo sobre el plan para brindar la engañosa apariencia de que ha sido desechado. Pero no hay lugar al engaño. El decreto está vigente y la concesión oficializada. Es preciso insistir en el llamamiento a todas las fuerzas de la nación, al margen de sectarismos políticos, para denunciar y combatir responsablemente el aborto del Vía-Cuba».

El 17 de enero de 1955, tal como estaba previsto, se inició en el Aula Magna de la Universidad, bajo la presidencia del doctor Miguel A. Fleites, decano de la Escuela de Ciencias Comerciales, el Fórum convocado por la FEU a finales de 1954 sobre el proyectado Canal Vía-Cuba.

En el evento, que se extendió hasta el 20 de enero con el lema En defensa de la soberanía y la integridad nacional, se logró el apoyo popular a la firme oposición de la FEU y de su máximo dirigente a este engendro. El encuentro se convirtió en una victoria estudiantil y revolucionaria.

Entre los acuerdos adoptados por los universitarios se destaca el de ir en contra de los decretos-leyes (…) que dieron vida legal a la iniciativa de construir el canal.

Radio mitin

José Antonio convirtió a su ciudad natal en trinchera de la lucha contra el engendro oportunista.

Según Ernesto Álvarez Blanco, historiador de Cárdenas, por esa época El Gordo participa en el radio-mitin que se efectúa en la emisora CMGE (actual Radio Ciudad Bandera), para condenar la construcción del Canal.

«No hemos podido precisar la fecha, aunque la mayoría de las fuentes consultadas afirman que fue en el mes de enero», afirma a JR este investigador de la vida y obra del joven revolucionario y líder estudiantil.

En aquella transmisión radial en la que la FEU desempeñó un papel decisivo, José Antonio se dirigió a sus coterráneos y les alertó sobre el peligro que significaba su apertura para la integridad física del territorio nacional.

«Destacó cómo una parte de la Isla quedaría en manos de Estados Unidos de América, ya que se pretendía hacer un desfavorable contrato sobre la jurisdicción del territorio que sería vendido por el gobierno de Batista a los yanquis», explica Álvarez Blanco.

«El Radio Mitin ganó el interés de los cardenenses y dio lugar a que un numeroso público se aglomerara en la cabina de transmisión. Ante las bocinas instaladas en plena calle se denunció con fuerza la actitud de los gobernantes y las clases más pudientes de la localidad, las cuales propugnaban la apertura del Canal, aduciendo que este proporcionaría mayor desarrollo económico al municipio.

«Con esta campaña, fuertemente vapuleada por José Antonio y otros participantes, se pretendía lograr que los sectores más humildes de la población pensaran en la ejecución del proyecto como una posible fuente de empleo», señala el autor de Subiendo como un sol la escalinata. Biografía de José Antonio Echeverría.

En el radio-mitin participaron representantes de varias organizaciones políticas y sociales de Cárdenas, y entre los oradores se encontraba el joven revolucionario cardenense José Smith Comas, futuro expedicionario del yate Granma.

En los fondos del museo Casa Natal de José Antonio Echeverría se conserva una foto de ese radio-mitin, tomada por el fotógrafo local Ramón Cue, en la que aparece el dirigente usando de la palabra y rodeado de varios jóvenes.

«A partir de este momento, el líder estudiantil se convertirá desde los micrófonos de la CMGE, especialmente durante su frecuente participación en el programa Vanguardia Juvenil Ortodoxa y en entrevistas y declaraciones concedidas a otros medios de prensa, sobre todo nacionales, en un firme defensor de la idea de que el Canal Vía-Cuba dañaría sin remedio nuestra integridad física y la soberanía nacional», recalca Álvarez Blanco.

Fórum por la soberanía

El 18 de diciembre de 1954 la revista Bohemia, el periódico El Mundo y otros órganos de prensa de la Isla se hacen eco de una combativa declaración y anuncian la celebración del mencionado Fórum nacional para los días 17, 18 y 19 de enero del año próximo. Cuatro días más tarde, el 22 de diciembre, la FEU denuncia el proyecto del Canal, como parte de la labor orientada por José Antonio de movilizar a las masas y de elevar la conciencia popular acerca de las violaciones que a la soberanía, la legalidad y los derechos del pueblo realiza con frecuencia la tiranía.

Algunas de las más importantes ideas contenidas en esta declaración fueron reafirmadas por Echeverría en una entrevista concedida a la revista Prensa en la Universidad, el 30 de diciembre, bajo el valiente título de La dictadura sigue siendo ilegal.

«Estamos organizando un Fórum en pro de la soberanía nacional para los días 17 y 18 de enero. Estarán representados en él todos los sectores afectados por la pretendida e irresponsable medida del régimen de facto de construir el Canal Vía-Cuba».

La revista Bohemia presentó a José Antonio el 9 de enero como uno de los jóvenes más destacados de 1954, por las acciones desarrolladas por él contra Batista y el proyectado Canal Vía-Cuba, y por su designación el 30 de septiembre de 1954 como Presidente de la FEU.

El historiador cardenense comenta que al pie de la caricatura realizada por Viera, un periodista, utilizando solo sus iniciales (E. D.) afirmó: «La movilización nacional contra el Canal Vía-Cuba ha comunicado singular relevancia a las actividades de José A. Echeverría, alumno de Arquitectura y presidente de la Federación Estudiantil Universitaria. En estos instantes, la FEU organiza una gran demostración de repulsa al proyecto que, sin duda, devolverá a la histórica escalinata su perfil multitudinario de antaño».

Al día siguiente, el 10 de enero, El Gordo presidió el tradicional acto de homenaje a Julio Antonio Mella y en vísperas de la realización del Fórum, convocado por la FEU para realizar un severo análisis del proyecto del Canal Vía-Cuba, concedió una entrevista a la revista Bohemia, aparecida el 16 de enero.

José Antonio fijó nuevamente la posición de la FEU respecto al proyecto de construcción del Canal, agrega Álvarez: «… agresión directa a nuestra soberanía. No existen razones históricas, económicas y morales que justifiquen este engendro. Por más de 30 años el pueblo de Cuba luchó por liberarse de la Enmienda Platt, y ahora el régimen del 10 de marzo pretende imponernos esa nueva Enmienda Platt. Ningún gobernante, hasta hoy, se había atrevido a impulsar este plan cuyos orígenes datan de 1912. En estos momentos en que Egipto reivindica sus derechos sobre Suez y en que Panamá reclama una revisión del estatus del canal, es cuando a los usurpadores se les ocurre dividir la Isla en beneficio de intereses extraños.

«La ausencia de una discusión pública (…) la forma evasiva, oculta en que se mueven los artífices del Vía-Cuba, no ha permitido conocer exactamente el alcance del proyecto. Unos invocan razones económicas y otros hablan de motivos estratégicos. En el fondo, es evidente que se trata de una turbia maniobra, de un negocio escandaloso montado con fines de aprovechamiento personal o para convertirlo en una gigantesca estafa, como lo denunció Orestes Ferrara, nada sospechoso, por cierto, de oposicionismo sistemático o inclinaciones comunistas.

«Han pretendido hacer creer que el canal es una obra nacionalista y que la empresa concesionaria es cubana por el solo hecho de estar establecida aquí. Nadie puede ser tan ingenuo como para tomar en consideración esos argumentos. No es un secreto que esa fantástica inversión de 500 millones de pesos solo puede ser afrontada por el capital extranjero.»

Como parte de la entrevista, José Antonio anunció la celebración el 28 de enero de un desfile hasta el Parque Central en protesta por la construcción del Canal.

Hoy miramos con admiración el arrojo de José Antonio y sus compañeros. Su altura es mayúscula, si tenemos en cuenta que enfrentó a un sangriento régimen. Al reflexionar en cómo defendió la dignidad de la nación cubana, comprendemos su valentía ante los evidentes peligros, que lo llevó inexorablemente a la acción armada del 13 de marzo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.