Asustados, pero en calma, los pobladores de Santiago de Cuba

Luego de que la tierra temblara tres veces este sábado en el oriente cubano, Juventud Rebelde indagó acerca de la situación en el oriente cubano.

Autor:

Redacción Digital

Luego de que la tierra temblara tres veces este sábado en el oriente cubano, Juventud Rebelde indagó acerca de la situación en el oriente cubano.

Así, en conversaciones telefónicas con varios residentes en Santiago de Cuba, conocimos sobre lo que sucede en estos momentos en esa urbe.

Según Iskra del Sol, locutora de la emisora municipal Radio Mambí, las personas están asustadas por los sucesivos movimientos telúricos, aunque ya han regresado al interior de sus casas tras varias horas de calma.

Con ella coincidió Adela, una santiaguera que vive en el centro de la ciudad. Esta cubana confesó que sintió mucho miedo en medio de la situación vespertina, pero ya regresó a su hogar. «No hay daños visibles, y por suerte no tenemos que lamentar la pérdida de vidas humanas», añadió.

Asimismo, la efectividad de las redes sociales volvió a hacerse sentir en medio de la tragedia, y a través Twitter, JR contactó con José Raúl Castillo Argüelles, comentarista deportivo de Tele Turquino, identifcado en ese sitio web como @boladenudillos.

En mensaje electrónico, José Raúl nos contó sus vivencias:

«Todo cuanto sé es que el primer movimiento telúrico fue muy fuerte y prolongado, y desató una tremenda alarma, al menos en la zona urbana del casco histórico de la ciudad de Santiago de Cuba, lugar donde resido. Hasta el momento he podido conocer a través de la radio local de algunos agrietamientos en paredes en el Distrito José Martí, pero nada más allá. La segunda sacudida fue menor en intensidad pero disparó igualmente el temor, ya exacerbado por las experiencias anteriores. En este momento la ciudad ha vuelto a la normalidad, pero todos estamos en alerta».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.