Rinden homenaje las nuevas generaciones a combatientes del Moncada y expedicionarios del Granma

El acto de recibimiento de 21 de los 33 moncadistas y expedicionarios del yate Granma que permanecen vivos, es un homenaje de la Unión de Jóvenes Comunistas al aniversario 57 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes

Autor:

Luis Hernández Serrano

«Si estamos aquí y ahora y disfrutamos de la obra que la Revolución ha construido, es porque ustedes —y otros muchos cuyo legado es cada vez más vigente— no dejaron morir al Apóstol en el año de su centenario y arremetieron contra el oprobio de una pseudorrepública que bañaba de sangre nuestro suelo y se plegaba sin vergüenza ante el amo yanqui».

Así lo expresó en la mañana de este jueves, en el Palacio Central de Pioneros Ernesto Che Guevara, en Ciudad de La Habana, Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria de la UJC, en el acto de recibimiento de 21 de los 33 moncadistas y expedicionarios del yate Granma que permanecen vivos, como homenaje de la organización juvenil al aniversario 57 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Liudmila dijo a los combatientes que la preservación de nuestra historia y su conocimiento cabal es la fortaleza esencial en nuestra lucha y que nuestros enemigos esperan que olvidemos y que veamos como hechos distantes y fríos aquellas proezas en las que, al precio muchas veces de sus vidas, miles de cubanos fueron edificando una sociedad más justa y un país en verdad independiente.

Recalcó la dirigente de la juventud que la UJC ha querido hacer este homenaje aquí, junto a la réplica del yate Granma que llegó a nuestras costas cargado de libertad y que simboliza el empeño de seguir navegando en él rumbo a un futuro que nadie nos podrá arrebatar.

Aclaró a los homenajeados que fue escogido el Palacio de los Pioneros —que cumple ahora 31 años— «porque es el sueño materializado de ustedes, que aspiraron desde el inicio de sus acciones a tener un país de niños saludables y risueños, revolucionarios y solidarios».

Les pidió a los compañeros del 26 de julio de 1953 y del 2 de diciembre de 1956, que recibieran el amor y el respeto de la UJC y de la juventud cubana en general y afirmó: «Nos unimos a la fidelidad sin límites que ustedes nos han enseñado a sentir por el Partido, por Fidel y por Raúl».

Y aseguró finalmente: «Las nuevas generaciones de cubanos no somos un ejército de tontos y de jóvenes descomprometidos a quienes se puede engañar con cantos de sirenas».

Los combatientes fueron agasajados por los pioneros, que recitaron, cantaron y bailaron como parte de la compañía Cascabelito, del municipio de Arroyo Naranjo, y de la Danza Nené Traviesa, del municipio de Diez de Octubre. Entre los números musicales interpretados estuvo La Lupe, de Juan Almeida.

Además de la primera secretaria de la UJC, presidieron el acto Yamilé Ramos, Gladys Gutiérrez Bugallo, Jennifer Bello Martínez y Luis Morlote Rivas, presidentes de la Organización de Pioneros José Martí, la FEU, la FEEM y la Asociación Hermanos Saíz, respectivamente. Asistieron funcionarios del Comité Nacional, pioneros de primaria y de secundaria básica de la capital y trabajadores del Palacio, encabezados por Nurys Concepción Perdomo, directora del centro. (Luis Hernández Serrano)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.